Noticias

Las ventajas del sentido del humor en una presentación

      
El humor puede ser un arma y un escudo si lo aprendes a usar con maestría
El humor puede ser un arma y un escudo si lo aprendes a usar con maestría
  • El humor y la ironía pueden ser recursos con los que mejorar tu destreza a la hora de hacer una ponencia y enfrentarte al público.
  • Te mostramos cómo el sentido del humor puede mejorar la seguridad en ti mismo y la forma de atraer la atención en tus presentaciones.
  • Las personas carismáticas y los buenos oradores suelen destacar por la seguridad que trasmiten y su uso del humor para captar la atención o salir de un apuro.

Tener sentido del humor puede ser una habilidad social muy útil para salir del paso de muchas situaciones. Seguro que alguna vez has cometido un error en público o has tenido un tropiezo y habrás comprobado que una respuesta mordaz o un punto cómico ha sido mejor reacción que mostrarse incómodo o violento.

El humor no está reñido con la profesionalidad, solo hay que saber usarlo con inteligencia para aportar carisma a nuestras ponencias o ser capaz de arrancar sonrisas a un público distraído o a punto de desconectar.

Del mismo modo, la ironía es un recurso de nuestra inteligencia emocional que puede ayudarte a dar una respuesta más incisiva en una ponencia o presentar la información a la hora de hablar en público de una forma más distendida y atrayente para la sala.

Evidentemente, usar estos dos poderosos recursos no es igual de fácil para todos, pero siempre se puede mejorar con la práctica y viendo cómo pueden enriquecer nuestras presentaciones.

CURSO DE ESPECIALISTA DE INTERVENCIÓN EN LA ANSIEDAD Y EL ESTRÉS

Más información

Recomendaciones para usar el humor para tus presentaciones

Si no sabes cómo abordar una ponencia o quieres sorprenden a un público difícil, el humor puede ayudarte. Pero un mal uso de él, puede echar por tierra el contenido de tu presentación y minar la seguridad en ti mismo.

Cómo puedo trabajar mi sentido del humor

1. Aprende a reírte de ti mismo.

2. Ríete del resto de forma positiva.

3. Buscar el lado cómico en lo cotidiano.

4. Explora sobre cómo es tu humor y cómo puedes emplearlo.

5. Ponlo en práctica y analiza las reacciones.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.