Noticias

Investigación de calidad apoyada en información sobre empresas

      
Las universidades no son solo centros de formación de personas, también laboratorios donde las nuevas ideas se han ido desarrollando
Las universidades no son solo centros de formación de personas, también laboratorios donde las nuevas ideas se han ido desarrollando
  • Según el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial las empresas que invierten en investigación e innovación tienen mejores resultados económicos.
  • Es necesario que la Universidad siga teniendo un papel importante en investigación, en colaboración con las empresas.
  • La colaboración entre universidades y empresas no solo favorece la investigación e innovación, si no que también ayuda a la inserción laboral de los estudiantes.

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, sobre el impacto de la I+D+i en el sector productivo español, los resultados económicos son mejores para las empresas innovadoras.

El informe destaca el crecimiento en la cifra de ventas, de un 2 % en el periodo analizado, y la probabilidad de exportar al año siguiente de realizar la inversión, que se incrementa en unos 18 puntos porcentuales.

El análisis del tejido empresarial de un país nos aporta mucha información sobre su funcionamiento. Conocer el tamaño de sus empresas; su estructura propietaria; las zonas donde se localizan; su longevidad; si hay zonas que concentran mayor número de empresas de una actividad determinada; si se retrasan en los pagos, cuánto; si tienen actividad internacional, etc.

Numerosas universidades españolas utilizan hoy en día los servicios de información sobre empresas, tanto españolas como extranjeras, y que les permiten realizar estudios de calidad analizando comportamientos pasados para identificar tendencias y predecir cómo evolucionará el sistema.

Pero lo cierto es que los fondos que se dirigen a la investigación no son suficientes. En España el gasto público en I+D+i ha descendido durante la crisis, para quedar en el 1,19 % de PIB, según datos del INE publicados el pasado mes de noviembre, mientras que la media europea se sitúa por encima del 2 %, atendiendo a los últimos datos de Eurostat. La enseñanza superior en España supone el 4,4 % de esos fondos.

La importancia de la colaboración entre empresas y sociedad

Las universidades no son solo centros de formación de personas, también han sido a lo largo de la historia, y gracias a la labor de investigación que realizan, laboratorios donde las nuevas ideas se han ido desarrollando.

Por ejemplo, la Universidad de Salamanca, la más antigua en activo en España, jugó a finales del siglo XVII un importante papel: miembros de la conocida como Escuela de Salamanca renovaron la teología, sentaron las bases del derecho de gentes moderno, del derecho internacional y de la ciencia económica.

Para que la universidad siga jugando este importante papel en la actualidad, es fundamental que intensifique su colaboración con las empresas, para que los temas que se analicen estén en consonancia con las necesidades reales de la sociedad y tenga una aplicación más rápida y eficiente.

La investigación realizada en el campo de la docencia se caracteriza por su rigurosidad, por buscar unos resultados objetivos demostrables o medibles, conocimientos de los que se beneficiarán las empresas.

Las bases de datos con información de empresas como las de eInforma, ofrecen hoy en día un acceso rápido a una gran multitud de datos de todo el mundo garantizado su veracidad, crear ratios personalizados macroeconómicos, sectoriales…, comparaciones evolutivas, segmentaciones, etc., y poder presentarlos de la manera adecuada a los objetivos que se persigan.

Al trasladar las empresas su problemática actual, mantienen a las universidades en contacto constante con la realidad en la que se mueven alineando intereses para un aprovechamiento más eficiente de los recursos. Se reduce el tiempo y el coste que las empresas necesitarían para desarrollar estas investigaciones por su cuenta y la universidad accede a una fuente de financiación para poder continuar con su labor.

Esta colaboración entre empresa y universidad también facilita la inserción en el mercado laboral de los estudiantes. La conexión entre los centros de estudios y los negocios de una zona determinada permite impartir una formación más práctica y que las empresas encuentren trabajadores mejor preparados para las tareas que van a realizar.

En definitiva, es una simbiosis que reporta numerosos beneficios para ambas partes y para la sociedad en su conjunto, por lo que fomentar la colaboración y apoyar la investigación de calidad debe estar entre las prioridades de cualquier país que quiera avanzar en la nueva era digital.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.