Noticias

Consejos para utilizar la gamificación en clase

      
Muchas veces los estudiantes se sentirán más motivados para alcanzar mejores notas si tienen
Muchas veces los estudiantes se sentirán más motivados para alcanzar mejores notas si tienen "vidas extra"
  • Lo principal es tener claro qué objetivos quieres alcanzar a través de la gamificación.
  • El uso de videojuegos en clase es un proceso: no esperes que sea un éxito desde el primer día.
  • Establece desafíos y recompensas para fomentar la competitividad y la motivación en los alumnos.

Los videojuegos pueden ser una herramienta poderosa de aprendizaje. Es un hecho que aprendemos más y mejor cuando la materia nos divierte y nos motiva. Esta es una de las razones por las que la gamificación es una tendencia en auge en la enseñanza.

Aunque la implementación de los videojuegos en las universidades va por detrás de otros niveles de formación, cada vez más instituciones están gamificando sus cursos. Como toda nueva tendencia, es importante aprender a aplicarla de manera efectiva. Si te interesa la gamificación, estos consejos te ayudarán a utilizarla en clase:

Define los objetivos

No basta con tener a los estudiantes entretenidos: tienen que aprender algo con los videojuegos. Por eso, el primer paso debería ser siempre pararte a pensarqué quieres conseguir. ¿Tu meta es mejorar la retención de información, mejorar la colaboración entre estudiantes o que estén más atentos en clase? Si no tienes clara la meta, la gamificación no supondrá ninguna ventaja.

¿Quieres especializarte en Educación y Pedagogía?

Más información

Desarróllalo poco a poco

Ten en mente que no siempre se logra el objetivo a la primera. A veces te equivocarás y tendrás que hacer ajustes hasta ver su efecto en los alumnos. La gamificación es un proceso, no algo que aplicas de un día para otro. Cuando compruebes que funciona, no pares ahí: sigue construyendo y ampliando las metas.

Crea desafíos

En los videojuegos tienes que enfrentarte a misiones para continuar. En clase es exactamente igual. Incorpora retos que tus estudiantes deban superar en un período de tiempo determinado para mantenerlos motivados.

Establece recompensas

Al igual que en los videojuegos, completar un desafío debería conllevar una recompensa. Los alumnos necesitan que reconozcas sus logros. Un pequeño distintivo, como una medalla simbólica, es suficiente para fomentar la competitividad y la motivación en clase.

Permite segundas oportunidades

Generalmente en los videojuegos tienes varias “vidas” que te permiten continuar si fracasas. Cuando no consigues un objetivo, aprendes de tus errores, por lo que dar una segunda o tercera oportunidad contribuye a que los alumnos aprendan más. Muchas veces los estudiantes se sentirán más motivados para alcanzar mejores notas si pueden enmendar sus errores.

Proporciona varias opciones

¿Qué gracia tiene un videojuego si no tienes suficiente libertad para alcanzar el objetivo? Muchos ofrecen varios caminos entre los que puedes elegir según tu forma de jugar. En clase es aconsejable permitir que los alumnos decidan de qué forma quieren enfrentarse a los retos.

De esta forma podrán hacer uso de sus puntos fuertes y adaptar la experiencia a su método de aprendizaje. Esta libertad está presente en casi cualquier ámbito del mundo educativo. Por ejemplo, a la hora de elaborar un trabajo, los alumnos tienen la elección de aplicar y exponer sus conocimientos de distintas formas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.