Noticias

6 errores comunes que cometemos al preparar un examen

      
La forma en que estudies puede determinar tus resultados
La forma en que estudies puede determinar tus resultados  |  Fuente: Shutterstock
  • La forma en que se prepara un examen puede determinar los resultados obtenidos.
  • Los estudiantes deben procurar obtener la mejor preparación posible para tener éxito.
  • Descansar correctamente, repetir lo aprendido y consumir ciertos alimentos son algunas de las claves más importantes para preparar un examen correctamente.

Preparar un examen es mucho más que sentarte a estudiar y leer todo lo que tienes delante, sin cuidar tu alimentación o tus horas de sueño. Preparar un examen es estrategia pura, porque el resultado que logres obtener dependerá directamente de esta planificación.

Puede ser un proceso agotador, en el que la ansiedad y los nervios le ganen la partida a las ganas de realmente aprobar y obtener un buen resultado. Pero si lo planificas de la forma adecuada, podrás tener la tranquilidad de que tu esfuerzo no será en vano

Sin embargo, en algunas ocasiones los estudiantes olvidan la importancia de diseñar una estrategia, y cometen errores que los condenan al fracaso y los obligan a dedicar el doble de esfuerzo cuando con simples cambios en sus acciones podrían trabajar menos y de todos modos obtener buenos resultados.

¿Tienes un examen por delante? ¿Te estás preparando para una prueba? Asegúrate de no cometer estos 6 errores y tendrás tanto éxito como te propongas:

1) Estudiar en cualquier espacio

El peor error que puedes cometer es estudiar sin un lugar fijo. Esto no quiere decir que debas mantenerte siempre en el mismo espacio, pero sí buscar cierta continuidad.

Organiza un escritorio o mesa con todo lo que necesitas para estudiar, y procura que tus jornadas de lectura sean siempre en ese lugar. Está permitido estudiar en el parque un día o hacerlo en la casa de un compañero; lo que no es recomendable es estudiar un día en la cama, otro en el living, otro en el escritorio y así consecutivamente.

2) Limitar el material

No solo es recomendable estudiar con los apuntes de clase o el material indicado por el docente, de hecho, lo recomendable es ampliar los horizontes. Quizá en otros materiales puedas encontrar las mismas explicaciones a lo que estudias pero de forma más sencilla y más fáciles de entender.

3) Intentar memorizar

Intentar retener las palabras tal cual se leen es quizá el error más extendido, pues es el método que emplean la mayoría de los estudiantes. En su lugar, lo recomendable es centrarse en la repetición.

Estudia un tema, piensa en las ideas más importantes y repítelas en tu mente a lo largo de todo el día. Así verás cómo cada temática es más clara al final del día, y puedes recordar mejor en el largo plazo. De este modo, olvidar una palabra no hará que te quedes en blanco.

¿Quieres conocer buenos métodos para aprender?

¡Estudia Pedagogía!

4) Consumir alimentos con azúcar

Al principio puede ser una buena idea pues el azúcar te dará un impulso de energía con el que te parecerá que puedes estudiar mejor. Sin embargo, cuando llegue el bajón estarás más cansado y será más difícil concentrarte, por lo que lo mejor es evitar los alimentos con azúcar mientras se estudia.

5) No tomar agua

Hidratarse es fundamental mientras se prepara el examen. Tomar un vaso de agua cada tanto será clave para mantener al cerebro activo y enfrentarse a largas jornadas de estudio.

6) Reducir las horas de sueño

A veces los estudiantes creen que si duermen menos podrán estudiar más, y así asegurarse de llegar al examen en forma. Sin embargo, ocurre totalmente lo contrario. Si duermes menos estarás más cansado, y serás menos productivo al estudiar.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.