Noticias

¿La vuelta a clase te genera ansiedad? Aprende a reducirla

           Autor: María Moreno Sierra
¿La vuelta a clase te genera ansiedad? Aprende a reducirla
¿La vuelta a clase te genera ansiedad? Aprende a reducirla  |  Fuente: Shutterstock

Septiembre es para muchos un mes de alegría, ya que es el momento de retomar sus estudios, disfrutar de la rutina y volver a ver a los compañeros y amigos. Sin embargo, otros ven en este mes un agobio constante del que ven difícil salir. Si tú también sientes ansiedad con la vuelta a clase, aprende a reducirla con esta serie de consejos.

Cierto es que un poco de ansiedad es necesaria, ya que la presión que se siente nos ayuda a pasar el día con más energía, haciéndonos personas más productivas. Sin embargo, es importante saber desconectar cuando se sale de clase, ya que estos sentimientos podrían derivar en episodios severos de estrés o, incluso, depresión.

Puedes trabajar tu ansiedad antes de que se convierta en un trastorno mayor

  • Lo primero que tienes que hacer es tomar conciencia del problema. ¿Estás siempre preocupado o inquieto? ¿Sufres problemas intestinales? ¿Anomalías cutáneas? ¿Insomnio? Estos son algunos síntomas de la ansiedad, aunque pueden presentarse de forma muy diversa en cada persona.
  • Una vez que hayas asumido que tienes ansiedad, tienes que comenzar a controlarla. Es totalmente ineficaz intentar reducirla de golpe. En su lugar tienes que continuar con tu ritmo de vida, pero frenando de vez en cuando, respirando y controlando los sentimientos, aunque solamente sea por 30 segundos. Durante ese tiempo, tú serás el dueño de tu cuerpo, no la ansiedad.
  • La ansiedad es amiga del miedo y el desorden. Mantén tu casa colocada y establece rutinas en tu día a día. Procura acostarte e ir a dormir siempre a la misma hora, además de elaborar horarios y calendarios de las comidas.
  • Intenta prescindir en tu vida de todo aquello que no sea verdaderamente importante, reduciendo así tus tareas cotidianas. En los ratos libres podrás comenzar a desconectar practicando ejercicios de meditación y relajación. Algunos de ellos son muy sencillos, y podrás realizarlos tanto en casa como en clase.
  • Además, tienes que mantener una vida social activa. Los amigos ayudan a olvidar las penas y las preocupaciones, así que tienes que evitar estar siempre pensando en tus problemas. Sal, tómate algo y acuérdate de disfrutar.

¿Te animas a estudiar psicología?

Más info


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.