• ¿Quién eres?

Noticias

Ventajas e inconvenientes de estudiar en casa

           Autor: María Moreno Sierra
Ventajas e inconvenientes de estudiar en casa
Ventajas e inconvenientes de estudiar en casa  |  Fuente: Shutterstock

Todavía son mayoría los universitarios que prefieren estudiar en la comodidad de su propio hogar. La habitación permite crear un espacio particular de aprendizaje que es posible adaptar a cada carrera, estudio o necesidad. Sin embargo, no todo son ventajas. Conoce, además, los inconvenientes de estudiar en casa.

Ventajas de estudiar en casa

  1. La mayor ventaja de estudiar en casa es que tienes todo a tu disposición sin necesidad de moverte de la silla. Además de los libros y los apuntes, podrás utilizar el ordenador, la impresora, el escáner...
  2. La comodidad de tu habitación también te permite comer y beber mientras estudias. Aunque siempre se desaconseja tomar cualquier alimento que manche, podrás acompañar la jornada con unos frutos secos, fruta picada, zumos, batidos, etc.
  3. La soledad de tu habitación te permite leer en alto y repetir los temarios, pudiendo realizar simulacros y prácticas de las presentaciones. ¿Eres de los que estudia con música? Podrás oír tus canciones favoritas sin necesidad de utilizar los molestos cascos.
  4. No requiere de traslados ni perderás un minuto para ir a comer, ya que podrás dejar de estudiar e inmediatamente coger el plato. Después, podrás echarte una siesta de unos 15-20 minutos para reponer fuerzas y recuperar la energía que te faltaba para poder continuar estudiando.
  5. Podrás estudiar cómo quieras, con la comodidad de un chándal y las zapatillas de andar por casa. Además, al no depender de un horario, podrás aprovechar las noches o las mañanas para estudiar. Tú estableces el calendario.

 

Inconvenientes de estudiar en casa

  1. Necesitarás contar con una serie de elementos para comenzar con el estudio, como una mesa amplia y una silla ergonómica. Si en tu habitación no tienes espacio, quizás debas mudar tu zona de estudio al salón.
  2. No tendrás a nadie a tu alrededor para preguntar una duda o realizar una consulta. En este caso, tendrás que coger el teléfono para llamar a un amigo, mandar un email al profesor o esperar al día siguiente para comentarlo con un compañero.
  3. La procrastinación suele ser habitual entre los universitarios que estudian en casa, ya que el aprendizaje individual requiere de cierta constancia, disciplina y responsabilidad.
  4. Estudiar todo el día en casa puede ser bastante agotador, y quizás necesites de cierto tiempo para disfrutar al aire libre. Además, estar tanto tiempo en la habitación puede aumentar la tentación de tumbarte en la cama, navegar por las redes sociales o echarte una siestecita entre temas.
  5. El silencio es imprescindible para poder estudiar y concentrarse debidamente, aunque en ocasiones puede que tu casa (si vives con más gente o tienes vecinos ruidosos) no sea el oasis de calma que estés necesitando. Si no consigues centrarte en el tema, quizás también te entretengas más debido al fácil acceso a Internet, tus libros, tus videojuegos, etc.

¿Preparado para los exámenes? ¡Descúbrelo!

Descúbrelo con este test gratuito


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.