Noticias

Los Bootcamps cambiarán el futuro de la educación

           Autor: Sara Rivero
Los Bootcamps cambiarán el futuro de la educación.
Los Bootcamps cambiarán el futuro de la educación.  |  Fuente: Shutterstock

Algunos especialistas dirían que la educación formal no va con los millennials, pues estos se aburren en clase y apelan a conseguir sus objetivos en plazos más breves. Las carreras universitarias les resultan demasiado largas, y en el proceso van perdiendo sus ganas de emprender e innovar. Los Bootcamps pretenden cambiar esta realidad.

Un Bootcamp es, básicamente. Un curso intensivo de aproximadamente tres meses en los que se enseñan los conocimientos fundamentales sobre determinada temática. Las lecciones en estos espacios formativos se encuentran orientadas a satisfacer las últimas tendencias del mercado laboral, resolviendo las necesidades de las empresas y permitiendo a los estudiantes acceder a oportunidades de empleo en áreas a las que los estudiantes universitarios no han logrado llegar con éxito.

Los Bootcamps más conocidos son los Coding Bootcamp y Bootcamps de Programación, así como también los de Tecnología o TICs, pero en realidad este sistema puede ser utilizado en cualquier área de estudio. El Instituto Tecnológico de Massachusetts, por ejemplo, posee un destacado Bootcamp para emprendedores. 

¿Cuál es la ventaja de estos programas? Que eliminan los contenidos teóricos innecesarios de las carreras universitarias, resumen los contenidos prácticos y los transmiten de tal forma que puedan comprenderse en unas pocas semanas. En un Bootcamp se enseñan esencialmente habilidades prácticas que permiten al estudiante ser más competitivo.

Las nuevas generaciones, entre ellas los millennials, valoran este tipo de formación por su flexibilidad y adaptabilidad al mercado laboral, priorizándolos por sobre algunas carreras universitarias.

¿Son los Bootcamps una amenaza para las universidades? En cierto modo, todo tipo de formación que atraiga de forma masiva el interés de los jóvenes puede verse como amenazador para los programas universitarios. Sin embargo, si de esa amenaza surge una profunda reflexión de las prácticas de los institutos de enseñanza formal, y un cuestionamiento en busca de los motivos por los cuales los jóvenes prefieren otros tipos de formación… Entonces podremos decir que los Bootcamps cambiarán el futuro de la educación.


¿Por qué participar en un Bootcamp?

Con la intención de acercarnos más a la realidad de los egresados de este tipo de programas, y conocer de primera mano los aportes que un Bootcamp puede brindar a estudiantes con diferentes intereses y objetivos, contactamos con graduados de Bootcamps de Diseño UI/UX en Ironhack para escuchar sus opiniones.

Isabel Morell, Luis Nagel, Guillermo Simon y Héctor Calaza son los profesionales que hemos entrevistado. Todos ellos se desempeñan como Diseñadores UI/UX en diversas empresas, y manifiestan la utilidad de su formación para acceder al empleo que poseen en la actualidad, al tiempo que recomiendan a otros estudiantes aprovechar este tipo de programas para capacitarse en las áreas del futuro.

En líneas generales estos profesionales consideran que la participación en el Bootcamp de Ironhack les permitió obtener una nueva visión del mundo digital, pero no cualquier visión, sino la que buscan las empresas. En palabras de Guillermo Simon, estos programas permiten conocer “el nivel de trabajo requerido para trabajar en una empresa real, hasta la mentalidad que hay que tener a la hora de afrontar proyectos o situaciones complicadas”.

Esto, sumado a las posibilidades de Networking con colegas que ofrecen estos programas, hace que el acceso al mercado laboral sea mucho más sencillo. La gran ventaja en este aspecto es que, teóricamente, estos profesionales son capaces de trabajar en todo tipo de empresas: desde start ups hasta empresas con departamento específico para todo lo referente al UI/UX design, o como consultores para empresas y marcas de todo tipo.

Frecuentemente se remarcan las diferencias entre las carreras universitarias y estos tipos de formación con programas más condensados y una menor carga de conceptos teóricos. Al respecto, Luis Nagel expresa su preferencia por este formato: “Normalmente en otros tipos de educación te dan un título y una base teórica, pero falta ese aprendizaje de los errores propios. Por eso, de la universidad pasas a ser becario y desde un Bootcamp empiezas a trabajar directamente, aunque sea como junior”.




Tags:
Sara Rivero

Sara Rivero

Uruguaya. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República, Community Manager y Periodista. Entusiasta, apasionada de la buena escritura y amante de los libros.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.