Noticias

¿Máster o doctorado?

           Autor: María Moreno Sierra
¿Máster o doctorado?
¿Máster o doctorado?  |  Fuente: Shutterstock

Son muchos los jóvenes que terminan la carrera y no saben qué hacer. La falta de empleos y su precariedad están empujando a muchos graduados a realizar cursos de posgrado, con los que consiguen alargar su formación. ¡Para quedarme en el paro, mejor sigo en la uni!

Es muy buena idea, aunque tampoco pienses que obtener un diploma más va a ser la solución a todos tus males. Aunque muchos empleadores buscan trabajadores altamente cualificados, también valoran muy positivamente otros aspectos, como la experiencia, el conocimiento de idiomas, la capacidad para trabajar en equipo o la escucha activa.

Ya te has decidido a cursar un programa de posgrado ¿Cuál escoger? Es importante que pienses en primer lugar a qué te quieres dedicar en la vida. Si te gusta la docencia y la investigación, quizás en un futuro quieras matricularte en un doctorado. Si este es tu caso, tendrás que superar anteriormente con éxito un máster oficial en alguna universidad del Espacio Europeo de Educación Superior.

Los másteres son programas especialmente diseñados para trabajar en empresas privadas. Los oficiales están regulados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), los cuales están normalizados en los más de 45 países que forman parte del EEES. Otros alumnos pueden preferir decantarse por los títulos propios, programas exclusivos de una o varias universidades. Estos cursos suelen ser muy completos, rápidos y dinámicos, pudiendo escoger entre una amplia variedad temática totalmente actualizada y a la última. La pega es que estos estudios no permiten acceder a los doctorados.

"Se entiende por Doctorado el tercer ciclo de estudios universitarios oficiales, conducente a la adquisición de las competencias y habilidades relacionadas con la investigación científica de calidad". Los doctores suelen trabajar para la Administración Pública, en su mayoría en las propias universidades o en los centros de investigación, los cuales están sufragados con capital público por medio de becas, subvenciones, etc.

El doctorado es el programa perfecto para todos aquellos profesionales que deseen especializarse en la carrera docente o investigadora, aunque es importante saber que tienen una mayor duración. Según el Real Decreto 99/2011, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado, "la duración de los estudios de doctorado será de un máximo de tres años, a tiempo completo, a contar desde la admisión del doctorando al programa hasta la presentación de la tesis doctoral". Si la comisión lo considera oportuno, podría prorrogar esta fecha hasta dos años más.

Solamente el 10% de los estudiantes que se matriculan en estos cursos consiguen presentar la tesis doctoral, el 51% son mujeres.

Si te has animado a cursar este programa, debes saber que deberás cumplir una serie de requisitos, como poseer una vocación investigadora, saber varios idiomas (al menos, inglés) y tener facilidad para hablar en público, ya que los doctores deberán exponer sus tesis, proyectos e investigaciones científicas al resto de la comunidad de expertos en congresos, seminarios...

Ya conoces las diferencias entre ambos programas y sus características más importantes. Sin embargo, si quieres seguir nuestro consejo, te recomendamos que te olvides del doctorado si no estás completamente seguro, ya que estos programas requieren de muchísimo tiempo, esfuerzo y dedicación. ¿Estás preparado?

¿Te animas a estudiar un doctorado?

Más info


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.