Noticias

Patrocinado por

5 tips para aprender idiomas, cuando se te dan mal los idiomas

           Autor: Cristina Gusano
5 tips para aprender idiomas, cuando se te dan mal los idiomas.
5 tips para aprender idiomas, cuando se te dan mal los idiomas.  |  Fuente: Shutterstock

Vale, si estás leyendo esto, es porque a ti tampoco se te dan genial los idiomas.

¡Pero no desesperes! No se puedeser bueno en todo. Y bueno, la ventaja de eso es que tampoco se puedeser malo en todo y cuando se aprende un idioma entran en juego varias tareas: recordar el vocabulario, leer, mejorar la pronunciación, dominar la gramática…

Vamos a ver cómo podemos reforzar esos puntos, uno a uno:

1.  Ponte pequeños retos

Empezando por leer este artículo hasta el final, jeje, bromeo. Pero sí, todos funcionamos un poco con la combinación de estímulo-recompensa. Correr 10 km para luego comerte una hamburguesa o un trozo de tarta. Ahorrar un poco de dinero para luego irte de vacaciones. Esforzarte estudiando para conseguir mejores resultados en los exámenes. Cuando se trata de aprender, siempre está bien premiarse a uno mismo. Escucha una canción en ese idioma e intenta entender la letra y date un capricho. Haz una lección más y luego mira tus redes sociales o queda con tus amigos. 

"Pasito a pasito se hace el caminito..."


2.  Mejora tu pronunciación

Si bien es verdad que hay palabras en otros idiomas que a nosotros nos resultan dificilisimas de pronunciar, todos contamos con las mismas herramientas para ser capaces de emitir los mismos sonidos. Esas herramientas no son ni más ni menos que los dientes y la lengua... Un bebé aprende sonidos imitando lo que escucha sin problemas, ¿por qué los adultos no podemos hacer lo mismo? Bueno, según crecemos vamos perdiendo esa elasticidad y esa capacidad de imitación, pero nada que no se pueda arreglar. Si escuchas ese nuevo idioma lo suficiente, ya sea por internet, en un curso de idiomas o en la vida real, te será mucho más fácil reproducir lo que escuchas. Ármate de valor y ve esa película en versión original, intenta tener una conversación con tu amigo de Erasmus y repite las palabras hasta que suenen casi casi con acento nativo.


3.  Repasa el vocabulario

Muchas veces te habrás visto en la siguiente situación: entiendes una conversación en otro idioma hasta que llega tu turno de hablar y entonces... ¡te faltan las palabras! Evita que eso te pase revisando el vocabulario a diario. Para ello puedes escribirte las clásicas tarjetitas para repasar cuando puedas... o si prefieres la tecnología, puedes simplemente usar la herramienta de repaso de Babbel, que irá al grano y te animará a seguir aprendiendo mientras te ayuda a recordar las palabras que te resultan más difíciles.

4.  Ejercita la memoria

Quizá el repaso sea la parte más importante de todo el proceso que nos lleva a aprender un idioma. De nada sirve aprender 10 palabras nuevas hoy, si mañana no practicamos ninguna. Nuestra memoria tiende a olvidar lo que no usamos, para dejar espacio libre a las cosas nuevas que sí que nos serán útiles. Engaña un poco a tu cerebro y hazle creer que hablas inglés, francés o ruso a diario. ¡Es la única forma de fijar conocimientos! 

5.  Olvida el miedo al ridículo

El miedo al ridículo solo indica que estás saliendo de tu zona de confort... y eso es BUENO. Sin ese temor al fracaso no existirían ni la penicilina ni los aviones... ¡ni internet! Nadie nace sabiendo y para hablar un idioma bien... ¡primero hay que hablarlo mal! La gente tendrá más o menos paciencia contigo, pero seguro que todos valorarán tu esfuerzo por comprender y hablar ese idioma. Y bueno, si te equivocas en algo, piensa en esta frase que a mí me ayuda mucho en estos casos:"Sometimes you win, sometimes you LEARN".

¿Quieres pasar un examen de idiomas?

¡Prepárate!


Tags:
Cristina Gusano

Cristina Gusano

Después de estudiar historia del arte en España, Cristina se mudó a Berlín donde se especializó en comunicación y marketing cultural. Echa de menos la familia, los amigos, la comida y la cantidad de grados Celsius. Por otro lado, le encanta ir a trabajar en bici y los idiomas. Trabaja como redactora en la revista de Babbel desde el 2015.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.