Cómo conseguir una buena carta de recomendación

Te explicamos cómo conseguir la mejor carta de recomendación para tu nuevo empleo, un curso de posgrado o una beca

Cómo conseguir una buena carta de recomendación.
Cómo conseguir una buena carta de recomendación.  |  Fuente: Shutterstock


Las cartas de recomendación son fundamentales para presentarte en un nuevo empleo, ya que destacan tus fortalezas para acaparar la atención del reclutador de personal. También son ampliamente solicitadas para cursar un posgrado y suelen ser un requisito excluyente en todo tipo de becas. A lo largo de tu carrera deberás obtener varias, conforme a las actividades que vas desarrollando. A continuación, te explicamos cómo empezar a hacerte una cartera de referencias que te permitan lograr tus objetivos profesionales.

1. Puntos que debe contener

Se debe tener en cuenta que el empleador a quien se destina la carta, no te conoce a ti ni a la persona que la redacta. Por esta razón, existen algunos puntos que sí o sí deben tratarse en una carta de recomendación.


2. A quién solicitarla

Primero, considera la naturaleza del lugar al cual dirigirás la carta. Una institución académica priorizará las recomendaciones de docentes, al tiempo que un reclutador de personal preferirá referencias de tu tutor de pasantía o tu antiguo empleador. Cuando se trate de una beca específica, será conveniente que el docente elegido para redactar la carta pertenezca a un área similar a la que postulas.

Algunas empresas ya tienen las cartas preparadas a disposición de sus empleados y redactadas por su supervisor directo, pero en la mayoría de los casos serás tú quien realice la petición. Lo más conveniente es dirigirte a la persona que consideras apropiada para escribir sobre tus cualidades laborales, de forma directa o a través del departamento de Recursos Humanos cuando el tamaño de la compañía lo amerite.

Piensa en el jefe que mejor pueda describirte en torno al nuevo trabajo para el cual postulas, siendo capaz de resaltar características específicas que pueden transferirse. Cuanto mayor sea la autoridad de la persona que redacta, mejor será la referencia, aunque debes tener en cuenta que tu jefe de área podrá expresarse más tendidamente sobre tus acciones que un director.

Por otro lado, es importante que hayas dejado una huella en la persona que está dispuesta a escribir tu carta. Tu referencia será más propensa a resaltar tus aspectos positivos y estará preparada para un interrogatorio telefónico en cualquier momento, si la llaman para solicitar más datos. Para determinar quién es la persona ideal para hablar sobre ti, elabora una lista jerárquica de posibilidades de modo que puedas iniciar por tu zona de interés pero tengas un plan B, C y hasta D.

3. Cuándo y cómo pedirla

Idealmente, solicitarás la carta de recomendación entre dos y tres semanas antes de la fecha límite para presentarla. Asegúrate de estar en condiciones de ofrecer la información indispensable sobre el puesto, la beca o el estudio que quieres realizar, una copia de tu currículum vitae o calificaciones académicas y una presentación sobre ti que agregue los motivos por los cuales realizas la solicitud.

Contáctate a través del correo electrónico institucional cuando fuera posible y si obtienes el visto bueno, no temas en recordarle a la persona que se comprometió a escribir tu referencia. Procura que pase una cantidad prudencial de días para insistir, porque nadie está obligado a hacerte un favor y no querrás perder una buena oportunidad.

Cuando se nieguen a ayudarte, agradéceles de todas formas y muévete rápidamente hacia la siguiente persona en la lista. Una recomendación valiosa no se consigue fácilmente, pero cuando lo hagas, habrás ganado la llave para abrir muchas puertas.

 

Encuentra las mejores ofertas de empleo

Más info