Noticias

¿Cómo podemos concentrarnos y ser productivos al estudiar?

      
¿Cómo podemos concentrarnos y ser productivos al estudiar?
¿Cómo podemos concentrarnos y ser productivos al estudiar?  |  Fuente: Shutterstock

Uno de los grandes dilemas a los que se enfrenta todo estudiante es el de concentrarse ante los apuntes y aprovechar al máximo el tiempo de estudio. Es habitual –especialmente con las asignaturas más densas- despistarse y no poner la suficiente atención a lo que estamos leyendo. Un estudio poco productivo puede afectar a nuestra moral y, consecuentemente, repercutir negativamente en los resultados académicos que saquemos a lo largo del curso. Por este motivo, desde la plataforma educativa en línea GoConqr proponen los siguientes consejos para alcanzar la eficiencia máxima en el proceso de aprendizaje.

1) Realizar apuntes de nuestros esquemas

En clase debemos adaptarnos al ritmo que ponga el profesor al dar las lecciones, por lo que es lógico que no podamos tener nuestros apuntes con la caligrafía deseada ni estructurados adecuadamente. Por este motivo, el primer paso de estudio es realizar un resumen del contenido que debemos aprender. Para ello, podemos utilizar las diapositivas online de GoConqr que, gracias a su atractiva combinación de elementos visuales y textuales, facilitan nuestra tarea de esquematizar los apartados que debemos estudiar.

2) Ordenar nuestra zona de estudio

Es imposible concentrarse si tenemos nuestro escritorio desorganizado y estamos en un entorno ruidoso. El silencio y el orden son dos condiciones imprescindibles a la hora de estudiar; sin ello, nuestra capacidad para no distraernos disminuirá exponencialmente. Por este motivo, debemos invertir un tiempo en buscar una zona tranquila y sin estridencias, que nos permita conciliar nuestro aprendizaje en paz y no haya factores externos que condicionen nuestro proceso de estudio.

3) Descansar cada dos horas

Estudiar más horas no tiene por qué suponer una mejor nota en el examen; la clave reside en aprovechar el tiempo. Uno de los riesgos de dedicar demasiadas horas seguidas al estudio es que podemos saturar nuestra mente y bloquearnos, lo que nos impedirá rendir de forma adecuada. Para evitar este contratiempo, tenemos que realizar un descanso cada dos horas de estudio cómo mínimo, durante el que tenemos que realizar actividades ajenas a la asignatura del examen y que nos ayuden a desconectar durante unos minutos.

4) No dejarlo para última hora

La pereza y falta de constancia puede llevarnos a una situación que no la recomendamos ni a nuestro peor enemigo: ¡dejar todo el estudio para la noche previa al examen! Esta circunstancia provoca altas dosis de nerviosos y estrés, ya que tendremos que aprender los diferentes conceptos de la asignatura de forma apresurada y sin orden. Por lo tanto, es fundamental organizar con tiempo un calendario de estudio con los diferentes horarios y días que dedicaremos a estudiar.

5) Evitar las redes sociales

Notificaciones del Facebook o Instagram, mensajes del Whatsapp, fotografías del Snapchat… Todo contribuye a una única cosa: perder la atención. La mayoría de jóvenes tienen una cuenta abierta en al menos dos o tres redes sociales y tienen una actitud activa en ellas, por lo que es difícil concentrarse en el estudio si tenemos nuestro Smartphone al lado. Así pues, para evitar caer en la tentación es conveniente que dejemos nuestro móvil en una habitación diferente o desconectemos los datos.


Siguiendo estos consejos estaremos más cerca de poder concentrarnos mientras estudiamos y evitar las distracciones que nos suelen asolar. No obstante, cada persona es un mundo y es probable que también tengas otros truquillos, por lo que te invitamos a compartirlos con nosotros a través de nuestras redes sociales.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.