Noticias

Por qué los graduados universitarios pueden tener hasta 14 puestos laborales antes de los 38 años

      
Por qué los graduados universitarios pueden tener hasta 14 puestos laborales antes de los 38 años
Por qué los graduados universitarios pueden tener hasta 14 puestos laborales antes de los 38 años  |  Fuente: Shutterstock

Tradicionalmente, las universidades capacitaron a los estudiantes para encontrar un empleo cuando se gradúen. Sin embargo, los millennials y las generaciones que se aproximan al mercado laboral suelen preguntarse sobre la relevancia de lo que hacen y la felicidad que les genera. Como las universidades no enseñan a generar herramientas para encontrar aquello que les apasiona y estar satisfechos con su trabajo, los jóvenes pueden tener hasta 14 empleos diferentes antes de cumplir 38 años.

La búsqueda vocacional continúa después de la graduación

The Economic Value of Liberal Education, es el estudio publicado en 2016 y desarrollado por Debra Humphreys de la Association of American College & Universities y Anthony Carnevale de Georgetown University Center on Education & the Workforce, que arrojó las cifras sobre la cantidad de trabajos que desempeñan los jóvenes en el afán de hallarse a sí mismos.

Sucede que los estudiantes asumen su pasaje por la universidad como una puerta para encontrar empleo y las instituciones de educación superior se rigen por este principio para formar a sus graduados.  Es un sistema que no favorece a la toma reflexiva de decisiones sobre el próximo paso que dará el graduado en su carrera profesional.

La escasez de recursos para afrontar un mundo colmado de posibilidades que no conocen, se refleja en la crisis de sentido que padecen cuando encuentran un trabajo que nos los satisface y se desconectan totalmente de él, cambiándolo en cuanto pueden. Los jóvenes de hoy buscan desempeñar tareas que les proporcionen mayor significado y las universidades deben prepararlos para eso.


Rol de las universidades en el diseño de una carrera

Además de encontrar aquello que les apasiona, los nuevos graduados deben desarrollar la creatividad suficiente para enfrentar desafíos constantemente y ser felices con ello, porque la dinámica de trabajo está cambiando debido al desmesurado avance tecnológico. Como consecuencia, en pocos años existirán empleos que actualmente ni siquiera podemos imaginar.

Las universidades deberán acompañar el cambio y las exigencias de las nuevas generaciones, capacitando a sus estudiantes para reflexionar sobre sus aspiraciones profesionales y el camino para alcanzarlas. Al respecto, un estudio de Tim Clydesdale, profesor de sociología de The College of New Jersey, arrojó que las universidades que implementan programas de exploración de objetivos aumentaron sus tasas de graduación para las carreras de grado de seis años de duración. Sus principales hallazgos se explican en el libro “¿Por qué las universidades deben hablar con los estudiantes sobre su vocación?”.

Un ejemplo de instituciones que están adoptando medidas para ajustarse a la realidad actual, es la Universidad de Stanford, cuyo curso Diseño de Vida presenta un enfoque innovador para ayudar a los estudiantes a construir un camino que apunte a la felicidad laboral cuando se gradúen.

Mira el video de los docentes Dave Evans y Bill Burnett, creadores del curso Diseño de Vida de la Universidad de Stanford.

Nota: El video está en inglés con subtítulos en el mismo idioma.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.