Noticias

Lo que debes hacer y lo que no cuando enseñas inglés

           Autor: Sara Rivero
Lo que debes hacer y lo que no cuando enseñas inglés.
Lo que debes hacer y lo que no cuando enseñas inglés.  |  Fuente: Shutterstock

Dominar el idioma inglés es una de las habilidades más demandadas en el mercado actual. Prácticamente, el 95% de las ofertas de empleo del mundo solicitan que los candidatos presenten determinados niveles del manejo del idioma, ya sea en un nivel básico, intermedio o elevado.

Además de abrir numerosas puertas en el mercado laboral, este conocimiento permite eliminar las fronteras, haciendo que el mundo quede al alcance de la mano. Viajar o estudiar en otro país será mucho más sencillo manejando el inglés, un idioma prácticamente universal.

A pesar de su importancia, dentro del aula el aprendizaje puede ser menos ameno de lo que debería. Es que, encarar la enseñanza de una lengua extranjera resulta todo un desafío para los docentes, del mismo modo en que para sus estudiantes este aprendizaje se torna cuesta arriba. Para que la lección resulte productiva tanto para ti como para tus estudiantes, te contamos lo que debes hacer y lo que no cuando enseñas inglés.

  • Limitarse a indicar las tareas y esperar que los estudiantes las cumplan nunca es una buena práctica. Lo mejor es ocuparse de explicarlas de manera exhaustiva, evacuando todas sus dudas y manteniéndose a disposición por cualquier inconveniente.
  • Hablar demasiado rápido esperando que la comprensión sea total –aún en grados con un elevado nivel de inglés- es un error. La transmisión de conocimientos en el aula debe ser progresiva y accesible.
  • Prohibir el uso de la lengua materna en el aula no es una buena estrategia para lograr la comodidad de los estudiantes.
  • Brindar el tiempo suficiente para la resolución de los ejercicios propuestos, la respuesta de las preguntas planteadas o las intervenciones orales siempre será bien aceptado en los estudiantes, que poco a poco abandonarán sus temores y dudas.
  • Fomentar el uso de materiales o tecnologías alternativas puede facilitar las tareas en clase, o al menos generar más motivación que limitarse a trabajar con el libro de tareas. Existen distintas aplicaciones o sitios webs a los que se puede recurrir para mejorar la formación e incentivar la práctica del idioma.
  • El error más común en los docentes de inglés es el de olvidar comprobar el nivel de comprensión de sus estudiantes respecto a lo enseñado.
  • Para un manejo del idioma eficiente, es necesario fijar correctamente los conocimientos a través de ejercicios y prácticas continuas, por lo que el docente debe fomentarlos y proponerlos de forma periódica.

¿Quieres ser docente?

Estudia Pedagogía


Tags:
Sara Rivero

Sara Rivero

Uruguaya. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República, Community Manager y Periodista. Entusiasta, apasionada de la buena escritura y amante de los libros.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.