Noticias

No dormir lo suficiente afecta el rendimiento académico

      
No es posible rendir si no se descansa apropiadamente.
No es posible rendir si no se descansa apropiadamente.  |  Fuente: Shutterstock

Dormir mal tiene serias consecuencias en el día, y de acuerdo con los investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) incide directamente en el rendimiento académico. Este estudio es el primero que analiza el comportamiento de los jóvenes fuera del laboratorio, y ha determinado que el desajuste entre las pocas horas de sueño en la semana y las muchas horas del fin de semana es especialmente perjudicial para las chicas.

La falta de sueño en la vida cotidiana 

Durante el día, la falta de sueño tiene claras consecuencias. Diversos estudios han ahondado en ellas, y descubierto que algunos de los efectos son la tendencia a dormirse en todas horas, los cambios espontáneos de humor, una actitud pesimista y el aumento del estrés y la ansiedad. 

Asimismo, después de 3 días sin dormir, esto suele generar alucinaciones y locura temporal. Además, cuando se tiene problemas crónicos de sueño, las probabilidades de sufrir una enfermedad psiquiátrica aumentan en un 40%. 

La falta de sueño también afecta la habilidad del cuerpo para procesar la glucosa, que puede provocar altos niveles de azúcar en sangre y favorecer la diabetes o el aumento de peso. El sueño afecta la memoria a corto plazo y deja espacio para más información, y se ha comprobado que la falta de sueño genera un descenso en la capacidad de asimilar los conocimientos hasta en un 40%, y que estas pérdidas de memoria hacen que la persona se torne lenta y poco precisa, incluso alterar el habla y la capacidad de aprendizaje.

Los adolescentes no duermen lo suficiente 

Diversos estudios han determinado que los adolescentes no duermen lo necesario, ya sea porque tienen horarios sobrecargados como porque pasan demasiado tiempo en sus móviles enviando mensajes o chateando hasta altas horas de la madrugada. Otros jóvenes quieren acostarse temprano pero no logran conciliar el sueño.

Si pasan varias noches sin dormir lo suficiente es posible que sufran un déficit de sueño, y esto afecta su capacidad de concentrarse, estudiar o trabajar de la mejor manera. Así lo define el estudio de la UCM, que ha analizado patrones de sueño, habilidades cognitivas y resultados académicos de casi 800 jóvenes de entre 12 y 16 años.

Como explicó el profesor de Psicología Diferencial, Juan F. Díaz-Morales,  “Llas adolescentes tienden a dormir más los fines de semana –respecto a los días de diario y comparadas con los chicos–, por lo que experimentan un mayor jet lag social". A mayor irregularidad del sueño, peores notas, afirma el estudio, y por tanto un rendimiento menor en habilidades cognitivas verbales, espaciales, de razonamiento y numéricas.

 

Lee también
» Estar de pie mejora la atención de los jóvenes en el aula
» La acumulación de deberes no mejora el rendimiento académico
» ¡Cuidado! Si duermes poco durante la noche, engordarás más

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.