Noticias

Profesores: 8 consejos para crear cursos online

      
Los cursos online son una modalidad sencilla, rápida y accesible de masificar contenidos.
Los cursos online son una modalidad sencilla, rápida y accesible de masificar contenidos.  |  Fuente: Shutterstock

El e-learning es una realidad, tanto que sólo en Estados Unidos 6,7 millones de jóvenes los toman al año, y se estima que para 2017 el presupuesto mundial anual destinado a esta área será de 255.000 millones de dólares. Pese a esto, no todos los cursos triunfan. Para funcionar deben atender a una necesidad, tener explicaciones claras, estar correctamente diseñados y tener un contenido interesante y bien armado. Si quieres crear cursos online, te acercamos 8 consejos: 

1. Conoce la tecnología 

Antes de considerar los contenidos, es importante considerar las habilidades del sistema que utilizarás para dictar tu curso. Los cursos online se dictan mediante sistemas de gestión de aprendizaje (LMS) o una plataforma open source. El diseñador instruccional (ISD) o un experto en usabilidad puede ayudarte a determinar que plataforma necesitas. Como explica la ISD Maryam Sadigh en el sitio Medium.com, conocer los requerimientos tecnológicos y las capacidades de las plataformas son esenciales y es el paso previo al diseño y desarrollo del curso. Es importante saber qué funcionará en dispositivos móviles ya que muchos los utilizan para acceder a los cursos.

Algunas de las plataformas más populares para crear cursos online son:

2. Necesitas un coordinador 

Ambos elementos son muy importantes. El coordinador es la figura con una visión global del programa, capaz de realizar un seguimiento en todos los aspectos del curso y todos los actores involucrados en la producción. 

3. Céntrate en los contenidos

Planificar cursos online con accesibilidad y usabilidad puede ahorrar horas de tiempo. Para planear tus cursos te proponemos primero que determines los elementos y el contenido que quieres incluir en tu curso, que utilices los mapas conceptuales para planear el flujo de contenido, que averigües qué puedes hacer dentro del sistema de gestión de cursos que has escogido y desarrolla una estrategia de navegación a partir de tu mapa conceptual.

Para esto puede ser muy útil contar con un diseñador instruccional, alguien que dé forma a los contenidos seleccionados y los adapte a la modalidad de los cursos online, con mayor dinámica y sencillez, que escoja los recursos multimedia que mejor complementen tus contenidos y determine el mejor sistema para hacer llegar el contenido a los jóvenes.

Recuerda siempre que menos es más, por lo que si apabullas al usuario con una página de aterrizaje (landing page) repleta de textos, no podrá concentrarse en lo más importante. Expertos en e-learning como eLearning Brothers sugieren que el exceso de texto en la pantalla puede desmotivar al estudiante. En lugar de ello conviene optar por presentaciones en Power Point o documentos en pdf para descargar con facilidad, imprimir y leer ofline. E incluso así conviene ser conciso.

4. Provee una navegación simple y consistente 

Desde la Universidad de Arkansas, Little Rock recomiendan que el curso sea consistente, utilice textos concisos y significativos, y evita el exceso trabas en el acceso al curso. Asimismo, conviene que proveas un índice de contenidos de los temas para mejorar la navegación a través de todos los aspectos del curso. 

5. Opta por lo mejor para el usuario

Dar una lección y ver que los jóvenes están aburridos es realmente difícil de sobrellevar, pero al menos en el aula tienes un feedback inmediato. Esto no ocurre en el entorno online. Puede que te encuentres realmente motivado en las diferencias entre Beethoven y Bach, pero tus estudiantes pueden estar mirando fotografías en Instagram o enviando mensajes de Whatsapp con sus amigos mientras hablas. 

Para prevenir este tipo de situaciones lo mejor es darles a ellos el control sobre la experiencia. Puedes ofrecer una preevaluación de algunas etapas del curso para medir el interés, y también puedes incluir situaciones que motiven al usuario a tomar decisiones cognitivas. El Power Point es una gran herramienta para ello. 

6. Utiliza diferentes formatos 

Considera utilizar audio, vídeos, fotografías y gráficas para proveer el contenido. La mayoría de los LMS permiten incluir audio y vídeos. Conviene que recuerdes, como recomienda el Laboratorio de Medios del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), mantener los podcasts y vídeos accesibles y cortos. Opta por imágenes claras y proporcionales que se relacionen directamente con el material de aprendizaje. 

7. Provee instancias de discusión

Incentiva las discusiones de buenas temáticas, aprovecha el hilo de la conversación y mantenla organizada para ver cómo los estudiantes perciben el tema y lo que quieren aprender en base a ello. Provee consejos a los estudiantes para realizar los posts en el foro. 

8. Utiliza formatos accesibles en tus documentos

Hay algunos formatos más populares en los cuales postear los textos y armar el diseño del curso. HTML es uno de los más populares, y es el ideal para proveer documentos a través del internet. El MS Word™ es una buena opción para los textos, ya que puedes crear un índice de contenidos de forma rápida, puedes guardar la información en formato página web y te permite formatear los documentos. El pdf es una gran opción ya que el programa de lectura, Acrobat Reader, es gratuito. No obstante, porque estos documentos pueden tener problemas de accesibilidad, se recomienda contar con un formato alternativo, preferiblemente HTML.

 

Lee también
» ¿Está la educación online realmente al alcance de todos?
» El e-learning será la modalidad educativa dominante en 2019/strong>
» 6 plataformas donde realizar cursos MOOC

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.