Noticias

UNESCO: 10 recomendaciones para promover el acceso universal a la educación

      
Fuente: UNESCO

En el Foro Mundial de Educación de Dakar, celebrado en abril de 2000, la comunidad internacional se dio cita para, entre otras cosas, establecer 6 objetivos medibles para la educación en 2015. Para evaluar las acciones y el desarrollo de los países en la promoción del acceso universal a la educación, la UNESCO publica el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo 2015.

 

» Visita el especial del Informe Educación para Todos de la UNESCO y descubre la realidad educativa de 164 países

 

En el marco del movimiento Educación para Todos, los países han intentado dar solución a las problemáticas de aprendizaje y cumplir con los lineamientos internacionales, pero muchos de los objetivos han sido verdaderos desafíos y no han logrado completarse para 2015, indica el informe.

Con el fin de implementar soluciones más eficientes para combatir las problemáticas aún presentes en el acceso a la educación, los autores del estudio han realizado un listado de 10 recomendaciones:

 

1. Instaurar la enseñanza prescolar obligatoria

Los países deberán tener al menos 1 año de enseñanza preescolar obligatoria, y si por motivos presupuestarios esto resulta imposible, los esfuerzos deberán centrarse en los más desfavorecidos, fomentando programas menos formales para alcanzar las zonas más complicadas. Esto también implica ofrecer una mejor situación económica a los educadores.

 

2. Prevenir el abandono escolar temprano

Para combatir el abandono escolar temprano, los estados deben promover facilidades para que los hogares más pobres puedan hacer frente a los costes de escolarización. Para garantizar un mejor acceso es también fundamental aplicar programas de salud o nutrición, invertir en el cumplimiento de las necesidades básicas (agua, electricidad) y en las carreteras, así como contar con planes de emergencia y en caso de conflicto armado.

 

3. Instaurar el primer ciclo de la enseñanza secundaria universal, gratuita y obligatorio

Para velar por los intereses de los más jóvenes, es importante promover una educación universal, gratuita y obligatoria, donde se inculquen las competencias necesarias para hacer frente a la realidad que los rodea. Además, deberán establecerse cuáles son las competencias a adquirir y priorizarlas, y aumentar la formación permanente para adultos orientada a sus necesidades. Finalmente, dado que el trabajo afecta negativamente a la educación de los jóvenes, el informe considera fundamental la adhesión al convenio 138 de la OIT sobre la edad mínima para trabajar.

 

4. Potenciar el derecho a la educación de los adultos

La alfabetización y los conocimientos en aritmética son claves para hacer frente al mundo actual, por lo que las estrategias en estas áreas deben atender a las necesidades de la comunidad para la que son implementadas y asegurar que los adultos alcancen los niveles esperados, así como promover el acceso a las TICs y móviles.

 

5. Incentivar la igualdad de acceso a la educación para ambos sexos

Para crear sistemas educativos equitativos es preciso garantizar los recursos básicos (materiales, agua y saneamiento), crear programas de formación docente que incluyan un abordaje hacia la igualdad de géneros adaptado al contexto y promover la educación sexual y reproductiva.

Para lograr los objetivos de desarrollo posteriores a 2015 es fundamental contar con una educación de calidad, asegura el informe

6. Mejorar la calidad de la educación

Para asegurar una mejor calidad de aprendizaje es necesaria la inversión en programas adaptados a los contextos culturales y educativos; en la formación y distribución territorial equitativa de docentes profesionales y motivados; en la creación de contenidos inclusivos y adecuados (especialmente si son sociedades plurilingües) en el acceso a los materiales escolares; y en las evaluaciones.

 

7. Destinar el 5,4% del PIB a la educación

Para garantizar una fuente constante de ingresos a la educación en los próximos años, el informe recomienda a los países de ingresos bajos destinar el 5,4% del PIB, o bien un 3,4% al Preescolar, la Primaria y el primer ciclo de Secundaria. Asimismo, para atender a las necesidades de los más marginados, es fundamental asignar recursos públicos para la educación preescolar, no formal y para la alfabetización de adultos.

Para atender al déficit de financiación actual de 22.000 millones de dólares, quienes provean ayudas a los países de ingresos bajos deberán multiplicar por 4 el dinero.

 

8. Fomentar la igualdad de acceso a la educación

Para atender a la equidad en la educación, los gobiernos deben cambiar la manera en la que hacen uso de la información en el sector y mejorar los planes formativos para adaptarlos a la realidad académica y laboral diaria de la comunidad que representan, dando a quién más lo necesitan.

 

9. Obtener más datos para mejorar el seguimiento del aprendizaje

Para realizar un mejor seguimiento de los procesos de aprendizaje es imprescindible atender a algunos de los datos desde las competencias de los estudiantes a la financiación. Esto supone un arduo trabajo en las pautas, la creación y coordinación de los datos, mejorando la disponibilidad, fiabilidad y comparabilidad de la información, y por tanto la creación de políticas.

 

10. Mejorar la coordinación en las políticas educativas

Las estrategias para aplicar las políticas educativas deben ser atractivas, con objetivos claros y una solidez técnica. Los autores recomiendan que se financien de manera colectiva, sean evaluadas con frecuencia, tengan apoyo político claro y sean respaldadas por las organizaciones de influencia, para demandar la responsabilidad al gobierno y a los donantes que incumplan lo establecido.





Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.