Noticias

¿Debería estudiar la carrera que me gusta o lo que se me da bien?

      
Elegir a conciencia permite disfrutar de cursar la carrera con tranquilidad
Elegir a conciencia permite disfrutar de cursar la carrera con tranquilidad  |  Fuente: Shutterstock
  • La amplia variedad de oportunidades hace que no siempre sea sencillo decidir qué carrera estudiar.
  • Los estudiantes deben buscar la mayor cantidad de herramientas posibles para tomar esta decisión de forma correcta.
  • Ninguna elección es definitiva, la de carrera tampoco. Esta puede revertirse, pero lo ideal es elegir la opción correcta desde el inicio.

¿Conoces a alguna persona que trabaja todos los días en un empleo que no le agrada? ¿A alguien muy bueno en su trabajo pero que no parece feliz con lo que hace? ¿A alguien que tiene éxito pero siempre se imagina haciendo algo más?

Esto puede pasar por varios motivos, pero sin lugar a dudas, será más factible para aquellos que optan por estudiar una carrera que no les inspira ningún tipo de vocación pero de una forma u otra se les da bien.

¿Sabes de alguien que no consigue un empleo en su área, o no puede encontrar estabilidad en ninguna empresa simplemente porque no está hecho para el trabajo? ¿A alguien que no tiene empleo relacionado con su formación y debe conformarse con tener carrera como un hobby? ¿A alguien que lleva años en la universidad y todavía no consigue su título? Estos escenarios son más probables para quienes optan por elegir la carrera que les gusta, incluso aunque no se les da del todo bien.

¿Conoces todas las profesiones que puedes elegir?

Encuéntralas en un solo lugar

Ambos escenarios son tan desoladores como innecesarios. Cualquiera de estos casos puede evitarse con una elección de carrera tomada a conciencia y bajo los argumentos correctos.

Elegir la carrera adecuada puede representar un gran desafío para jóvenes que deben decidir en cuestión de meses si siguen su vocación o se dedican a aquello en lo que son buenos.

¿Cómo tomar esta decisión? Con calma, buscando conocerte al máximo posible, planteándote preguntas que te permitan dar con una idea concreta, e incluso buscando orientación profesional si es necesario.

Lo importante es que sepas que nadie más que tú puede decidir sobre lo que deberías hacer. Por lo tanto, es necesario que te pongas en contacto con tus sentimientos más internos y escuches lo que tienen para decirte.

Toda decisión es reversible cuando se trata de elección de carrera, pues afortunadamente, nunca es demasiado tarde como para volver a la universidad y cambiar el rumbo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.