Noticias

13 tipos de compañeros de piso

           Autor: María Moreno
13 tipos de compañeros de piso
13 tipos de compañeros de piso  |  Fuente: Shutterstock
  • ¿Te gusta la nutrición? ¿Eres un As en la cocina? Te llevarás fenomenal con el Healthy y el MasterChef
  • La limpieza es uno de los máximos problemas a la hora de compartir piso. ¿Te asemejas más con la actitud del Cochino o el Don Limpio?
  • También podrás encontrar a amantes de los videojuegos, al típico sex simbol, al asocial o a esa pareja de enamorados que ve todo de color de rosa

Las estadísticas afirman que unas 5 millones de personas en España comparten actualmente piso, y es que la crisis económica en la que actualmente seguimos inmersos impide en la mayoría de los casos el poder alquilar una vivienda en solitario o con la pareja. Los jóvenes, como siempre, son los más afectados.

Por ello, seguro que eres uno de los muchos universitarios que viven en pisos compartidos con otros compañeros, "disfrutando" de una convivencia un tanto dura en ocasiones. ¿Piensas seguir compartiendo casa el curso que viene? ¿Estás acabando el bachillerato y piensas matricularte en la universidad? ¿Vives con tus padres o en una residencia y estás pensando en mudarte? Ten en cuenta los 13 tipos de compañeros de piso que podrás encontrar:

1. El gamer: se pasa las horas viciando a la videoconsola, se conoce todos los juegos y está al tanto de las últimas novedades. Es un buen compañero si a ti también te gustan los videojuegos, pero deberías rehuir de él si juega siempre en las zonas comunes y acapara constantemente la televisión del salón. Solamente traerá problemas y discusiones.

2. El drogas: el fumar porros es lamentablemente una afición demasiado extendida entre los jóvenes universitarios. Además de traer consecuencias negativas para el organismo, puede crear un mal ambiente en el hogar si tu compañero es de los que fuma en casa o en las zonas comunes. Si también invita a otros amigos porreros a que se unan en el salón, creará un ambiente insostenible.

3. El sexual: ese compañero que vive por y para ligar. Cada día traerá una conquista distinta a la casa, y de su habitación saldrá constantemente un sonido que, sin duda, molestará y mucho al resto de inquilinos.

4. Los InLove: no solo tendrás que compartir casa con tu compañero, sino que su pareja irá siempre con él a todos los sitios. En la cocina, en la habitación, por el pasillo... oirás y verás besos y abrazos allá donde vayas.

5. El mamitis: esa persona que habla con su madre o con su padre veinte veces al día, les cuenta absolutamente todo lo que ha hecho y les narra la vida de los demás. Les pide opinión sobre qué ropa ponerse, qué comer o con quién salir. Lo único bueno serán los guisos que traiga a casa cada vez que vaya a visitar a la familia.

6. El parásito: tiene la costumbre de coger todo lo que quiere, aunque no sea suyo. Se come de la nevera la comida de los demás, se escaquea siempre que puede para no pagar los gastos conjuntos e intenta que siempre le estén invitando.

7. El cochino: puede que él sí vaya aseado (o no), pero su habitación y la casa parecerán una auténtica pocilga cuando él esté cerca. Este compañero nunca lava los platos, deja siempre la ropa tirada por las zonas comunes y come esparciendo miles de miguitas por toda la casa.

8. El Don Limpio: en el punto opuesto se encuentra el compañero amante de la limpieza, ese que tiene que tener todo impoluto. Puede parecer que convivir con este tipo de persona es una gran ventaja, pero no lo creerás cuando no pare de pedirte que limpies y recojas la casa. Incluso cuando parezca que está todo bien, él encontrará algo por pulir.

9. El fiestero: no pasa nada si tu compañero de piso está todo el día de fiesta, ya que él estará durmiendo mientras tú estás en clase, y saldrá cuando estés en casa. El problema viene cuando pretenda que vuestro piso se convierta en el after en el que meter a todos los amigos que han quedado cuando la discoteca cierra.

10. El asocial: es ese compañero que todo el mundo sabe que existe, porque paga el alquiler, pero que nadie le ha visto nunca. Desde la universidad va derechito a su habitación, e intenta utilizar las zonas comunes cuando no hay nadie. Es cierto que no molesta, aunque provoca un clima extraño si, por casualidad, te lo encuentras en un pasillo.

11. El healthy: hace deporte a diario y mantiene una alimentación sana y equilibrada. Consume productos ecológicos y orgánicos, y nunca toma nada que tenga excesivas calorías, grasas ni azúcar. Convivir con este tipo de personas puede ser muy beneficioso, ya que este compañero puede enseñarte prácticas de vida saludable, aunque también tendrás que aguantar odiosos discursos cada vez que te vea tomando un producto procesado.

12. El frozen: en el lado opuesto encontramos a este compañero de piso que únicamente se alimenta de productos congelados: pescado, carne, verduras, postres... Nunca le verás cocinar, aunque tampoco ocupará durante mucho tiempo la cocina.

13. El MasterChef: este tipo de persona cree que la cocina es su segunda habitación, por eso siempre le encontrarás allí creando nuevas recetas que ha visto en Internet o en alguno de los muchos programas de cocina que ve cada día. Lo bueno es que siempre querrá una segunda opinión, por lo que pocas veces tendrás que cocinar.

Si tienes suerte, puede que des con ese amigo que se convertirá en tu familia. Cuando hayáis ahorrado algo más, os iréis a vivir juntos, y mantendréis una relación que durará y se fortalecerá con el paso del tiempo. Porque compartir piso es una de las experiencias más enriquecedoras e intensas, vive cada minuto como si fuera el último.



Tags:
María Moreno

María Moreno

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.