Noticias

¿Sabes por qué debes causar una buena impresión a tus profesores de universidad?

           Autor: María Moreno
¿Sabes por qué debes causar una buena impresión a tus profesores de universidad?
¿Sabes por qué debes causar una buena impresión a tus profesores de universidad?  |  Fuente: Flickr

Los profesores de universidad no solo se dedican a instruir a sus alumnos, sino que les capacitan para su inserción en el mundo laboral. La mayoría de los estudiantes pasan por esta institución sin pena ni gloria, pero aquellos que se ganan el aprecio del maestro y causan una buena impresión, disfrutan de muchas ventajas en el presente y el futuro.

Los alumnos que tienen una estrecha relación con el profesor, al igual que aquellos que siempre asisten a clase, sacan buenas notas o participan de manera activa, disfrutan mucho más de las lecciones y suelen obtener mejores calificaciones. El Efecto Pigmalión se encarga de ello. Pero además, con esta relación, mejoran sus relaciones académicas y laborales, fomentando su red de networking.

Estos contactos pueden ser de vital importancia a la hora de buscar trabajo, ser candidato para una beca o presentar un proyecto universitario. Siempre es bueno tener amigos en todas partes, y los profesores pueden ser una pieza fundamental en tu futuro laboral.

Si quieres causar una buena impresión a los profesores, sigue los siguientes consejos y sácale el máximo partido a la universidad.

  1. El primer día de clase puedes ir personalmente y presentarte al profesor, explicándole brevemente quién eres, por qué estás estudiando esa carrera y cuáles son tus proyectos futuros. Esta simple acción hará que te identifique como un alumno comprometido y entusiasta. Además, el segundo día, ya tendrá un nombre a quien dirigirse.
  2. Asiste a todas las clases. Es cierto que una de las ventajas de la universidad es que no tienes que acudir a todas las clases, aunque esta es la única manera de que el profesor te reconozca y podáis comenzar a entablar una relación académico-profesional. Disfruta de todo lo que el campus te puede ofrecer, estudiando en su biblioteca, comiendo en la cafetería, etc. Así tendrás muchas posibilidades de coincidir con tus profesores y poder hablar en un ambiente más distendido.
  3. Siéntate en las primeras filas. Algunas clases, las menos, suelen tener un número reducido de alumnos, pero muchas otras materias pueden tener más de un centenar de estudiantes. Si quieres que el profesor te conozca, tendrás que sentarte en las primeras filas. Así podrás participar más en clase e interactuar con él.
  4. Mantén en todo momento una actitud proactiva, participando en la clase, preguntando cuestiones interesantes y formando parte de los debates que proponga el profesor. Ni que decir tiene que nunca debes coger ni mirar el móvil, estudiar otras materias o mirar a las musarañas. Los profesores odian ver cómo sus alumnos se abstraen, por lo que suelen centrar su mirada en aquellos que más concentrados y apasionados parecen.
  5. Obviamente que para ser un buen estudiante, y ser tenido en cuenta por el profesor, debes llevar al día todas las materias. Aunque creas que la universidad es un lugar enorme, lo cierto es que los profesores pueden saber la progresión general de un alumno simplemente hablando con alguno de sus colegas, algo que suelen hacer en los despachos y durante la comida. Por ello, intenta poner el mismo entusiasmo en todas las asignaturas, entregar todos los trabajos a tiempo y prestar la máxima atención durante las clases.

 

La clave está en pensar cómo quisieras que tus estudiantes se comportaran si tú fueras el profesor. Sigue las normas básicas de educación y todo te irá bien.

Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad



Tags:
María Moreno

María Moreno

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.