Noticias

Patrocinado por

¿Buscas un líder para tu startup? Te conviene elegir a una mujer

           Autor: Sara Rivero
¿Buscas un líder para tu startup? Te conviene elegir a una mujer.
¿Buscas un líder para tu startup? Te conviene elegir a una mujer.  |  Fuente: Shutterstock

Aunque puede aplicarse a empresas de todo tipo, habitualmente el término Startup se utiliza para hacer referencia a pequeñas empresas emergentes e innovadoras, capaces de facilitar distintos tipos de procesos. Tradicionalmente este término es vinculado a aquellas empresas que se vinculan al ámbito de la Tecnología y el mundo digital, y que por lo tanto son consideradas como “las empresas del futuro”.

La ausencia de mujeres en el mundo de las startups es notoria dentro y fuera de este tipo de empresas. Es una realidad contrastable, generada por diferentes causas, y aparentemente de difícil solución. Pero además, se trata de una realidad que ahonda aún más otras problemáticas sociales como por ejemplo la brecha de género, que aleja a las mujeres de determinadas áreas profesionales y carreras entre las que destacan las denominadas como Carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Si bien no existen datos oficiales al respecto, se estima que en España las mujeres representan un 20% de los trabajadores que se desempeñan en startups. Además, un dato a destacar es el que señala el mapa del emprendimiento elaborado por Spain Startup respecto a las mujeres que deciden emprender: el 17% de quienes fundan startups son mujeres, que optan por este desafío buscando cambiar su carrera profesional.

En el ámbito internacional, los análisis reflejan que en Silicon Valley las mujeres representan solo el 23% de los cargos en las empresas con menos de 100 empleados, y que en las 10 empresas tecnológicas más importantes del área estas ocupan solo un 18,3% de los cargos tecnológicos.

¿Por qué es peligrosa la ausencia de las mujeres en el ámbito tecnológico? ¿Por qué las mujeres no quieren emprender? ¿Qué puede hacerse para fomentar su presencia en las startups? Estas son algunas de las cuestiones que repasamos en esta nota.



¿Por qué se necesitan mujeres en las Startups?

En un contexto donde desde todos los sectores se reconoce la necesidad de orientar la economía de los países hacia la innovación, aprovechando las ventajas de la tecnología para comprender los nuevos procesos que dominarán el mercado del trabajo y explotando al máximo la hiperconectividad que ofrece la globalización, quien quede fuera de estos cambios se condenará automáticamente al olvido.

Los trabajadores que no se actualicen perderán sus puestos de trabajo contra las máquinas, los jóvenes que no se formen se limitarán a empleos secundarios, y aquellos que no se integren a los sectores laborales que marcarán el ritmo de la innovación sencillamente deberán limitarse a observar el cambio desde lejos. Por ello es imprescindible asegurar que todos los profesionales sean capaces de acceder a los sectores de vanguardia, para reducir el porcentaje de trabajadores relegados.

Si las mujeres no logran acceder a las empresas de tecnología, quedarán excluidas de las áreas laborales que marcarán el futuro del trabajo.

¿Por qué la presencia de mujeres en las startups es tan baja?

Confirmamos que la presencia de mujeres en empresas de tecnología es realmente escasa, y sin embargo las cifras no cambian… ¿Por qué las mujeres se mantienen alejadas de estas empresas? ¿Son menos capaces que sus colegas hombres? ¿Poseen menos formación? ¿No les interesa emprender o formarse en áreas de tecnología?

De acuerdo al estudio titulado “Educación en Ciencias de la Computación España” publicado en 2016 por Google, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Everis, tanto niñas como niños perciben de igual forma la importancia de formarse en carreras tecnológicas, especialmente en Ciencias de la Computación. Sin embargo, a pesar de que ambos ven a estas carreras como importantes, las niñas demuestran un menor interés por apuntarse a ellas. De hecho, este sentimiento se mantiene en la adolescencia, hasta alcanzar la etapa universitaria en la que de acuerdo al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte las mujeres representan el 25,8% de los estudiantes de carreras de Ingeniería y Arquitectura.

Carmen Bermejo, presidenta de la Asociación Española de Startups, atribuye esta realidad a la falta de modelos femeninos a imitar. Esta postura cobra sentido simplemente al detenerse un segundo a pensar: ¿A quiénes identificamos como grandes emprendedores? Elon Musk, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos… ¿Por qué no pensamos en mujeres al frente de grandes empresas? Porque, aunque las hay, no reciben tanto destaque como sus pares masculinos.

Sin embargo, la falta de referentes no es la única causa. El Índice Global de Género, Emprendimiento y Desarrollo (GEDI) ha calificado a España como uno de los países que “carecen de las condiciones fundamentales para que exista un alto potencial de desarrollo y emprendimiento femenino”, por lo que no solo es necesario incrementar el destaque de las emprendedoras locales, sino que también se necesitan políticas concretas que permitan cambiar esta realidad de raíz.

En su última edición, la lista Fortune 500 incluyó un número sin precedentes de mujeres CEOs y destacó la labor de las emprendedoras. 

¿Es por falta de éxito?

Emprender nunca es sencillo, hacerlo de forma exitosa requiere de mucho esfuerzo, por lo que sería lógico pensar que no todos los trabajadores vean al emprendimiento como un objetivo para sus carreras. Sin embargo, distintos estudios han demostrado que las mujeres son más exitosas que los hombres a la hora de emprender.

El mapa del emprendimiento elaborado por Spain Startup, que analizó los datos de los emprendimientos españoles del 2016, destaca que las empresas creadas por mujeres tienen más probabilidades de ser exitosas. De hecho, en 2016 el 48% de las empresas lideradas por mujeres cerraron, frente al 66% de las creadas por hombres.

El análisis realizado por  la firma de riesgo First Round Capital respalda este dato. En su estudio analizaron 300 empresas y más de 600 fundadores, concluyendo que las empresas que tienen mujeres al frente realizan mejores inversiones que las lideradas por hombres, y por lo tanto, reducen sus posibilidades de fracaso.

Claramente, si buscas un líder para tu startup te conviene elegir a una mujer.



¿Qué se puede hacer para cambiar esta situación?

La escasa diversidad de género que presenta el ecosistema emprendedor en general, y el emprendimiento tecnológico en particular, es tan solo uno de todos los problemas que este debe enfrentar. Sin embargo, es quizá el más urgente.

La base para resolver estas diferencias se encuentra en la educación, sector clave para potenciar el emprendimiento femenino. Pretender que más mujeres trabajen en startups cuando su presencia en las carreras claves para acceder a este sector es menor al 30% es sencillamente una pérdida de tiempo. El primer paso para cambiar esta realidad es lograr que más mujeres estudien carreras tecnológicas.

De acuerdo a la Comisión Europea solo 29 de cada 1.000 europeas licenciadas o diplomadas poseen estudios en el área de tecnología, mientras en el caso de los hombres esta cifra asciende a 95. Por si fuera poco, el informe Startup Ecosystem Report del 2012 reveló que 9 de cada 10 startups son creadas y dirigidas por hombres. Es decir, mujeres europeas no se forman en carreras tecnológicas, y las que lo hacen no inician sus propios emprendimientos.

Para empeorar aún más la situación, un estudio publicado por el National Women’s Business Council en 2014 indicó que los inversores confían menos en las mujeres, y por ello aquellas que deciden poner en marcha sus compañías lo hacen con un 50% menos de capital que los hombres.

¿Qué se puede hacer para cambiar esta situación? Alentar a las mujeres a que se formen en carreras tecnológicas, impulsarlas para que creen sus propios negocios sin temor (pues sus tasas de éxito son mayores que las de los hombres), mejorar la confianza de los inversores en las mujeres emprendedoras para que les permitan acceder a las mismas oportunidades de financiación que a sus colegas del género masculino, y contribuir a la identificación de referentes femeninos en el área.



Tags:
Sara Rivero

Sara Rivero

Uruguaya. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República, Community Manager y Periodista. Entusiasta, apasionada de la buena escritura y amante de los libros.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.