Noticias

Finanzas personales: inversiones que debes realizar antes de los 30

           Autor: Agustina Ciancio
 Finanzas personales: inversiones que debes realizar antes de los 30.
Finanzas personales: inversiones que debes realizar antes de los 30.  |  Fuente: Shutterstock

La veintena es una buena etapa de la vida para comenzar a generar hábitos adecuados en la gestión de tus finanzas personales, ya que los mantendrás durante toda la vida y tendrás tiempo de modificarlos en caso de que no arrojen los resultados esperados. Además, es una edad ideal para maximizar el riesgo y probar alternativas que contribuyan potencialmente a obtener un mejor rendimiento económico. Toma nota de las inversiones que debes realizar antes de los 30.

1. Sistema de medición de gastos

Cuando tienes 30 años ya deberías conocer la diferencia entre tus ingresos y gastos, volcando la balanza hacia el dinero que percibes. Es fundamental haber llegado a esa edad con una idea clara de tu presupuesto, que será realista de acuerdo con tus egresos. Para ello, es necesario que detectes cuáles son las áreas en las que estás gastando de más, utilizando herramientas que te ayuden a identificarlas.

Existen diversas aplicaciones móviles para gestionar tus finanzas personales, hasta que interiorices el hábito y puedas manejarlas naturalmente sin la necesidad de un soporte externo que insuma tiempo.  Abandonar los lujos o los gastos excesivos es una práctica que puedes comenzar desde ahora, haciéndolo paulatinamente para que no sentir el impacto en tu cambio de hábitos.

2. Cuenta de ahorro

Tener una cuenta de ahorro es imprescindible e incluso abrir varias asociadas a metas diferentes, como comprarse una casa, un auto o pagar un posgrado. Una forma sencilla de aumentar tu dinero en la cuenta, es configurando la transferencia automática de tu sueldo a la cuenta, en un porcentaje estipulado. El monto podrá estar determinado de antemano o puedes elegirlo tú, según el programa específico de ahorro al cual te unas.

Visulízate dentro de 20 años y piensa cómo será tu vida, seguramente acabas de imaginarte con el doble de responsabilidades que tienes ahora, así como más y mayores deudas. Constituye una de las razones más poderosas para sacrificar una parte importante de tu actual remuneración, después será más difícil retener un porcentaje tan importante del dinero entrante.

3. Saldar tu mayor deuda

Probablemente tengas una deuda grande que estés comenzando a pagar, como préstamos estudiantiles o la financiación de tu coche usado. Es conveniente que salgas de los números rojos cuanto antes y comiences la treintena con la deuda de una casa, en lugar de arrastrar facturas de una vida anterior que ya no es parte de tu cotidianidad. Continuar pagando un préstamo estudiantil por muchos años puede resultar frustrante y estancar tu crecimiento personal.

4. Compras a largo plazo

Comprar artículos baratos para ahorrar dinero puede funcionar en algunos casos pero ser un terrible error en otros. Un producto de calidad durará más tiempo y será menos costoso en el largo plazo, de modo que intenta comprar este tipo de artículo y pagarlo en un corto período de tiempo ahora que las responsabilidades son menores. Aprovecha esta etapa para adquirir objetos cotidianos que serán útiles ahora pero continúen siéndolo en el futuro, como una bicicleta o una cafetera.

5. Fondo de emergencia

Un must de la veintena es contar con un fondo de emergencia que te saque de un apuro como un imprevisto médico o un periodo de desempleo. El monto que reservas para emergencias dependerá de ti, pero es recomendable que guardes lo correspondiente a seis meses de gastos de vida. Destina un porcentaje de tu sueldo para transferirlo al fondo de emergencia para casos de urgencia que se diferencia de la cuenta de ahorro con fines específicos y que alimentarás durante toda la vida.

6. Dinero extra

Considera la posibilidad de trabajar freelance sumado a tu empleo de tiempo completo. La flexibilidad que aporta este tipo de trabajo permite compaginarlo con tu rutina actual y las ganancias serán proporcionales a tus logros, no a las horas que le dediques. Obtendrás dinero extra que controlarás según el tiempo que tengas disponible y como ya cubres tus gastos con el empleo que tenías anteriormente, puedes destinarlo netamente al fondo de emergencia o la cuenta de ahorro.



Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.