Noticias

Patrocinado por

¿Por qué algunos idiomas mueren?

      
¿Por qué algunos idiomas mueren?
¿Por qué algunos idiomas mueren?  |  Fuente: Shutterstock

El idioma de un pueblo, una sociedad o comunidad, sirve para comunicarse de distintas formas. No únicamente se refiere a los aspectos verbales del mismo, a las denominaciones que reciben los objetos o conceptos en este contexto, sino también a aspectos intrínsecos de representación y expresión propios de cada cultura que son conservados en esta especie de tejido social.

De alguna forma, podríamos decir que cuidar un idioma es de alguna forma conservar una cultura, con todas las particularidades que esto conlleva. Sin embargo, en el mundo actual esta conservación se hace cada vez más difícil pues cada vez más lenguas e idiomas inician su proceso de desaparición total.

Con motivo del Día Internacional de la Lengua Materna, celebrado el pasado 21 de febrero, la Unesco ha realizado una advertencia global sobre este aspecto al informar que más de 3.000 lenguas podrían desaparecer en los próximos años si no se inician acciones que impidan este trágico destino.

De los aproximadamente 6.000 idiomas que se hablan en el mundo, atendiendo a variables geográficas y culturales, conocer que prácticamente la mitad de estos desaparecerán representa un golpe contundente para los defensores de la diversidad idiomática. Esta pluralidad, que debería ser asegurada cada vez con más énfasis en tiempos de globalización y eliminación de fronteras como el que vivimos, requiere de acciones organizadas y efectivas para mantenerse en pie.

¿Por qué se mueren los idiomas?

Reducir este problema únicamente a la falta de hablantes que destaca más en algunas lenguas que en otras resulta un error. Si bien es cierto que, en gran parte las lenguas mueren con la muerte de sus hablantes, lo cierto es que esto se debe a causas más profundas que la simple esperanza de vida de una región.

La movilización de los pueblos indígenas, su constante acercamiento a las ciudades, el avance de la globalización, la existencia de las denominadas como “lenguas universales”  y la falta de conciencia sobre la importancia de la conservación son en realidad las principales causas de la desaparición de algunos dialectos. Afortunadamente, la Unesco estima que conocer estas variables es el primer paso para revertir esta situación.

  • ¿Qué se puede hacer para evitarlo?

Los expertos recomiendan tomar a las diferentes lenguas como toques de color característicos de cada cultura, con lo que para mantenerlas vivas en la memoria y el habla colectiva lo importante sería resaltar esa cualidad. Así, en lugar de marcar la importancia de manejarlas para integrarse en un sistema universal que se rige por profesionales que comprenden a la perfección el inglés, mandarín, etc. estas deberían ser presentadas como herramientas para incluirse justamente en un sistema más local o pequeño.

Destacar sus particularidades, su condición misma como partes constituyentes de una cultura será lo que asegurará que cada vez más personas se interesen por aprender las particularidades de una cultura y con ello sus idiomas y dialectos característicos.

Además, la Unesco insta a los países del mundo a proteger el patrimonio cultural que constituyen los idiomas, eliminando los planes educativos que demandan la eliminación total de un idioma en favor de otro, y generando instancias de destaque para las lenguas menos conocidas por el gran público. En esta tarea, algunas áreas como el turismo pueden cobrar una gran importancia si se las usa de forma adecuada.  

¿Quieres pasar un examen de idiomas?

¡Prepárate!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.