Noticias

Hábitos que dañan tu corazón

           Autor: María Moreno Sierra
Hábitos que dañan tu corazón.
Hábitos que dañan tu corazón.  |  Fuente: Shutterstock

Según la Real Academia Española, el corazón es el "órgano de naturaleza muscular, común a todos los vertebrados y a muchos invertebrados, que actúa como impulsor de la sangre y que en el hombre está situado en la cavidad torácica".

Del tamaño del puño, este músculo es imprescindible para la vida. Sin embargo, la mayoría de nosotros ejercitamos en el gimnasio otras partes del cuerpo y maltratamos a nuestro corazón. El no cuidarle como es debido puede ocasionarnos un sinfín deenfermedades cardíacas, isquémicas, de miocardio, pericardio o endocardio.

Para mantener un corazón en forma, evita los siguientes hábitos: 

El tabaco

Ni que decir tiene que fumar es malo para el organismo. Además de provocar cáncer de pulmón, el tabaco es perjudicial para tu corazón (y uno de los mayores causantes de los infartos).


El sedentarismo

Las personas que pasan demasiado tiempo sentadas tienen más riesgo de padecer enfermedades cardíacas debido al envejecimiento prematuro de las arterias. Este hábito viene asociado a la calcificación de las paredes de las arterias, un signo del desarrollo de la aterosclerosis.


El sueño

Las personas que duermen mal o no descansan más de seis horas diarias poseen un 79% más de probabilidades de padecer enfermedades coronarias. Para lograr un sueño reparador, intenta relajarte, tomar algo caliente antes de ir a dormir y permanecer en plena oscuridad (sin luces de móviles o de tabletas a tu alrededor).


El ejercicio

Pero no cualquier actividad. Si quieres mejorar la flexibilidad de las arterias, lo mejor es practicar yoga. Esta disciplina - física y mental - mejora la flexibilidad espinal y la salud del corazón.


El sudor

Ciertos minerales, que ingerimos sin darnos cuenta, solamente pueden ser eliminados de nuestro organismo a través de la sudoración. Este es el caso del mercurio o del plomo, dos elementos muy prejudiciales para nuestro corazón.


El sexo

Practicar sexo supone realizar ejercicio y mantener en forma el corazón. Durante el acto, aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que reduce el riesgo de padecer infartos.


El azúcar

El azúcar es uno de los mayores causantes de los ataques al corazón. Intenta eliminar de tu dieta los refrescos azucarados y reduce la ingesta de bollería industrial. Tampoco te fíes de las bebidas dietéticas, nada favorables para tu corazón. Sustituye todo esto por té, café solo o agua.


Las grasas

Según la Organización Mundial de la Salud, las carnes procesadas causan cáncer colorrectal. Además, provocan infartos y enfermedades cardíacas. Si quieres cuidar tu corazón, olvida el tocino y la panceta.


El estrés

Esta enfermedad, típica de las sociedades avanzadas, es un indicio importante de enfermedad cardíaca. Si sufres estrés, aprende técnicas de relajación que te enseñen a llevar la vida con más calma, paciencia y optimismo.



Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.