Noticias

Mejora tu productividad controlando tu atención por 10 minutos diarios

      
Mejora tu productividad controlando tu atención por 10 minutos diarios.
Mejora tu productividad controlando tu atención por 10 minutos diarios.  |  Fuente: Shutterstock

En tiempos donde todo es urgente, donde la tecnología mejora de forma constante de cara a optimizar los procesos de trabajo, y los proyectos se necesitan para ayer, la presión puede ser un gran enemigo. Fundamentalmente para aquellos profesionales que ocupan cargos de responsabilidad y deben prestar atención a diversas tareas durante el día, lograr dirigir toda su atención hacia lo que se encuentran haciendo en el momento y olvidar el resto de sus pendientes puede ser algo complejo.

En este contexto, surge el concepto de Mindfulness o atención plena, que se basa en colocar toda la atención en el tiempo presente. Sin embargo, este concepto reconoce la posibilidad de que algunos pensamientos de la persona se refieran al pasado o al futuro, restando así importancia a aquellos que refieren al tiempo actual.

La práctica de la atención plena ha sido utilizada por ciencias como la Psicología o la Medicina, trayendo numerosos beneficios a distintas áreas de trabajo. Sus conocidas capacidades para reducir el estrés y aumentar la productividad hacen que este concepto se vincule cada vez más al mundo laboral, donde el estrés de los trabajadores no deja de aumentar y la presión es tan fuerte que se generan distracciones y olvidos que producen una baja en la productividad de los empleados.

Los especialistas recomiendan utilizar técnicas de Mindfulness en la oficina, dedicando al menos diez minutos diarios a practicar la atención plena como forma de lograr una mejora en la productividad.

Para practicar la atención plena en la oficina existen algunas medidas que todo trabajador podría tomar:

1)      Meditar al comienzo de la jornada laboral, por un lapso de al menos 10 minutos. Al igual que la gimnasia laboral, la meditación comienza a incluirse en los planes de las grandes empresas preocupados por la salud de sus trabajadores, lo que no solo incide en una reducción del estrés sino también en una mejora en el rendimiento del empleado.

2)      No leer correos electrónicos a primera hora. Por lo general la mente es más creativa por las mañanas, con lo que es la hora ideal para tener reuniones importantes y enfocarse en trabajos que requieren toda la atención, no para ocuparse de pequeñas cosas como el mail. Lo ideal es esperar media hora después de llegar a la oficina para consultar la bandeja de entrada.

3)      Evitar las notificaciones, tanto del propio ordenador como del móvil personal. Esas pequeñas distracciones pueden ser fatales en momentos donde el cerebro necesita enfocarse en una tarea. Incluso las notificaciones del correo deben ser desactivadas, pues por lo general, cuando un correo llega queremos abrirlo al instante en lugar de buscar el momento en que la mente quede libre de otras ideas para enfocarse en una nueva.

¿Y tú? ¿Cómo te llevas con la presión?

Descúbrelo con este test gratuito


Tags:
Sara Rivero

Sara Rivero

Uruguaya. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República, Community Manager y Periodista. Entusiasta, apasionada de la buena escritura y amante de los libros.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.