Una escuela norteamericana cambia castigos por meditación

La escuela de Baltimore envía a los niños a meditar en vez de castigarlos

Los niños aprender a respirar para autocontrolarse
Los niños aprender a respirar para autocontrolarse  |  Fuente: Shutterstock


Hace más de dos años la escuela primaria Robert W. Coleman Elementary School ubicada en Baltimore, en Estados Unidos, cambió la forma de castigo. En vez de enviar a los niños a la oficina del director, los envían a un cuarto de meditación llamado Mindful Moment Room. Allí son atendidos por profesionales de la ONG  Holistic Life Foundation, quienes se encargan de guiarlos en el proceso. 

A través de ejercicios de meditación, respiración y autocontrol, los profesionales de la ONG intentan ayudar a los niños con problemas. Los resultados han sido extraordinarios, reduciendo a cero la cantidad de castigos. Los alumnos, por su parte, se encuentran motivados y a la vez relajados. Además de aprender a controlarse en la escuela, han podido llevar los ejercicios a casa. Incluso, cuentan con un espacio en la página oficial de la ONG para contar su caso.

El Mindful Moment Room cuenta con colchonetas, almohadones y profesionales. Estos últimos, son los encargados de guiar a los niños en el proceso de meditación. A través de los ejercicios, los niños tienen la posibilidad de pensar en lo ocurrido. Además, la meditación se transforma en una herramienta de autocontol, capaz de ayudarlos a mejorar sus conflictos en la casa o con sus compañeros.

Para los expertos, la instancia de relajación no sólo permitió obtener buenos resultados en los alumnos con problemas de conducta, sino que también ha mejorado a aquellos que sufren de bullying o violencia doméstica. La ansiedad y el estrés que estos niños generan, son rebatidos por los ejercicios de respiración y relajación. Para los alumnos, se trata de una nueva herramienta para enfrentar sus problemas. Un verdadero ejemplo a seguir.