• ¿Quién eres?

Noticias

¿Quién inventó los exámenes?

      
El estrés de los exámenes no es bueno para nuestro rendimiento
El estrés de los exámenes no es bueno para nuestro rendimiento  |  Fuente: Universia
Tener que dar un examen supone gran cantidad de actividades previas que nos generan ansiedad, estrés, cansancio y a veces angustia. El hecho de poner a prueba nuestros conocimientos frente a los profesores, es una práctica que tomamos como natural. Sin embargo, la historia nos demuestra que la invención de los exámenes viene de la cultura China. Poder comprender el para qué de esta actividad nos posiciona de forma más relajada ante un nuevo examen. 

En el siglo VII a.C. existían los "exámenes imperiales chinos" los cuales duraban al rededor de 3 días y 2 noches. Quienes decidían tomarlos, debían concurrir a una especie de celdas donde sólo tenían un escritorio para escribir y un espacio para dormir. Se les brindaba una pluma y un papel en blanco y podía comenzar el examen. La mayoría de las preguntas tenía que ver sobre Confucio y sus ensayos. Los chinos gastaban grandes cantidades de dinero para poder prepararse y así conseguir sus diplomas. 

Hoy en día, los exámenes suponen una prueba para nuestros conocimientos. Al igual que en China, sirven para poder determinar nuestras habilidades, sin tener en cuenta nuestra posición social. Sin embargo, debemos tener en cuenta que fallar en un examen no significa que somos incapaces, sino que debemos considerar los factores que entran en juego. Además de los conocimientos específicos, la forma de prepararnos, los nervios y la comprensión de preguntas puede influir en nuestro rendimiento.

Estudiar para un examen supone una gran cantidad de información que debemos retener en nuestra mente. Es decir, debemos tomarlos como una buena ocasión para nuestro crecimiento personal. Es importante dejar de lado el estrés y comprender la verdadera razón de los exámenes: aprender. Por ende, solo debemos relajarnos. El hecho de que se tornen un sufrimiento no nos ayudará, por el contrario, nos generará más angustia. Debemos comprender que si fallamos, tendremos otra oportunidad para formarnos un poco más y esa es la razón de ser de la Universidad.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.