Noticias

Asocian el uso de Facebook a la depresión

      
Autor: birgerking  |  Fuente: Flickr

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga a la depresión como la “principal causa de discapacidad del mundo” y la primera causa de enfermedad entre los jóvenes de 10 a 19 años. La constante sobreestimulación que reciben los jóvenes de todos los ángulos y el estrés que padecen a nivel económico, social, académico exacerba el riesgo de padecerla, y las redes sociales son una parte importante de ello, indica el nuevo estudio de la Universidad de Houston, que asocia el uso del Facebook con la depresión.

 

Lee también
» 10 claves para identificar la depresión en adolescentes
» Los trabajadores parciales son más propensos a sufrir depresión
» Confirman el poder curativo de los abrazos

 

El descubrimiento de la Universidad de Houston revela que Facebook potencia la baja autoestima como síntoma de depresión debido a que muchos están muy pendientes de lo que hace el resto y comparan sus actividades con las de otros, que en muchos casos los lleva a pensar en sus vidas como más vacías, exacerbando los síntomas de depresión.

Que las redes sociales pueden fomentar sentimientos nocivos no es novedad, dado que numerosos estudios han ahondado en los rasgos adictivos de las redes sociales, la constante necesidad de voyerismo, de ver qué es de la vida de los otros y por tanto llevar a sufrir de ansiedad, entre otras patologías.

Cómo puede Facebook causar síntomas de depresión

Si bien Facebook es una gran herramienta para conectarse con personas, muchos usuarios pasan demasiado tiempo viendo las publicaciones y actualizaciones de sus amigos y pueden inevitablemente comparar lo que ocurre en sus vidas con las actividades y logros de sus amigos. La investigadora de la universidad norteamericana Mai-Ly Steers, sostiene que esta clase de comparación social en conjunto con el tiempo que invierten en Facebook puede asociarse a síntomas depresivos.

La investigadora afirma en el estudio, publicado en el Journal of Social and Clinical Psychology, que “si bien los procesos de comparación social han sido examinados ampliamente en contextos tradicionales, la literatura recién ha comenzado a medir los efectos en contextos sociales online”. Para corroborar esto, la investigadora realizó dos estudios con respecto a la incidencia de comparación social en Facebook en la salud psicológica de los usuarios.

“El acto de comparación social con otros se asocia a emociones destructives a largo plazo, y que cualquier beneficio que provenga de ello es temporal” - Mai-Ly Steers

Encontró que al compararse a sí mismos con otros, los sujetos se sintieron deprimidos. Sin embargo, explica que “esto no quiere decir que Facebook causa depresión, pero que los sentimientos de depresión y el tiempo que se pasa en Facebook comparándose a uno mismo con otros suelen ir de la mano”.

“Uno de los peligros es que Facebook suele dar información acerca de nuestros amigos que no nos enteramos, lo que nos da más oportunidades de comparación social”, afirma Steers. “Realmente no puedes controlar el impulso de comparar porque nunca sabes lo que tus amigos publicarán. Además, la mayoría de nuestros amigos de Facebook tienden a publicar las cosas buenas que ocurren en sus vidas, dejando por fuera lo malo”, agrega.

La depresión en los jóvenes: un fenómeno creciente

Las redes sociales forman parte de todos los entornos de los jóvenes y han comenzado a colarse en el mundo académico, donde de acuerdo a un estudio de la Universidad de Málaga corroboró que poco a poco han comenzado a ganar terreno, aunque aún no son tan frecuentes.

Este crecimiento se debe a que favorecen la publicación de información, el autoaprendizaje, el trabajo en equipo, la comunicación, la retroalimentación, el acceso a diferentes fuentes de información y el contacto con expertos. Concretamente en materia de preferencias, Facebook es la red de mayor adhesión por parte de los jóvenes, donde del 82% de los internautas españoles, el 35% tienen menos de 30 años, asegura el nuevo estudio de IAB Spain

España vive un momento muy especial con respecto a sus jóvenes, donde de acuerdo al prestigioso psiquiatra estadounidense Gerald Klerman, “la confrontación entre las altas expectativas de futuro de los jóvenes y la dura realidad genera frustraciones y pérdida de autoestima” y por tanto “aumentan la incidencia de las depresión”.

Este conjunto de fenómenos hace a los jóvenes especialmente susceptibles a la depresión, y de hecho, la Dra. María Jesús Mardomingo, presidenta de honor de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (Aepnya), asegura que el riesgo de que los jóvenes españoles sufran depresión ha aumentado entre 6 y 8 veces desde 1838, con un crecimiento del 4% en la prevalencia anual de esta enfermedad.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.