Noticias

Cómo elegir las mejores fuentes y colores para tu marca

      
Cómo elegir las mejores fuentes y colores para tu marca
Cómo elegir las mejores fuentes y colores para tu marca  |  Fuente: Shutterstock

Muchas marcas son conocidos por sus colores y fuentes. Target es famoso por su diana roja, Coca-cola por su curiosa tipografía y Starbucks por su sello verde. Puede parecer que estos colores y fuentes son elegidos al azar, pero detrás de todo ello hay un cuidadoso proceso de planificación.

Los colores y la tipografía deben crear un conjunto armonioso que logren mejorar los valores y la personalidad de la marca. Teniendo en cuenta que probablemente no tengas el presupuesto de una empresa multimillonaria, ¿cómo puedes elegir los colores y las fuentes adecuadas para tu logo? A continuación Empléate Freelance te presenta algunos consejos a tener en cuenta al empezar a construir tu marca.

En primer lugar, vamos a hablar de los colores.

  • Encuentra una inspiración

Los colores pueden evocar fuertes reacciones. Desde muy temprana edad, todos hemos tenido nuestros colores "favoritos" e incluso podemos hacer clasificaciones según el color, las niñas están típicamente asociados con el rosa y los niños con el azul.

Los estudios demuestran que las emociones de las personas se ven afectadas profundamente por los colores de las paredes o incluso por los colores de la naturaleza. ¿Cómo puedes aprovecharte de eso? ¿Qué quieres que sientan tus potenciales clientes? La psicología del color nos dice lo siguiente:

- A las mujeres no les gusta el gris, el naranja y el marrón.
- A los hombres no les gusta el púrpura, el naranja y el marrón.
- El azul se utiliza para aumentar la confianza.
- El amarillo es para las advertencias.
- El verde es ideal para productos ecológicos o bio.
- El naranja crea sensación de prisa o impulso.
- El negro transmite lujo.

  • Piensa en toda la gama de colores

Para ser más eficaces, los colores necesitan funcionar como una paleta, y no como un solo color. Idealmente, tu paleta tendrá uno o dos colores fuertes que se utilizarán para llamar la atención sobre algunos elementos clave, y otros más neutros que servirán como fondo.

Antes de ponerte a diseñar tu marca debes pensar en todos los materiales de marketing en los que la incluirás. No todos los colores funcionan de la misma manera, por lo que deberás consultárselo a tu diseñador antes de ponerte manos a la obra.

  • Se consistente

Una vez que has elegido los colores y el tipo de letra de tu marca asegúrate de usar siempre los mismosen todas tus comunicaciones, materiales impresos o digitales.

En la actual era digital, la consistencia del color puede ser a veces un desafío y habrá algunas discrepancias inevitables. Los colores se ven algo diferentes en los entornos digitales que en los materiales impresos y también varía de una pantalla a otra. Pero haz todo lo que esté en tu mano para que se reproduzcan de la misma manera.

En segundo lugar, vamos a echar un vistazo a cómo elegir la tipografía.

  • ¿Serif sí o serif no?

En el pasado, todas las fuentes eran serif. Las fuentes serif son por lo general más fáciles de leer, por lo que se suelen utilizar para escribir grandes bloques de texto. Si te fijas la mayoría de los libros que lees están escritos letra serif.

Las marcas tradicionales como bufetes de abogados y clínicas médicas tienden a utilizar las fuentes serif para transmitir experiencia y profesionalidad. Y por el contrario, las fuentes sans serif transmiten más frescura y dinamismo y son ideales para transmitir innovación y juventud.

Tanto las serif y como las sans serif pueden vivir juntas en el mismo sistema de fuentes. Por ejemplo, una empresa puede utilizar una fuente sans serif en su logotipo, pero una fuente serif en el cuerpo del texto para su sitio web. Está bien mezclar estos diferentes tipos de letra, lo único que debes hacer es asegúrarte de que todo ello tenga un sentido.

  • Elige diferentes tipos de letra para diferentes tareas

Lo mejor es dividir y conquistar cuando se trata de fuentes.

En primer lugar, decide qué fuente vas a utilizar para tu logo. A continuación, decide qué tipo de letra vas a utilizar para los títulos y sub-títulos, y, finalmente, para el cuerpo del texto.

Asegúrate de que estas fuentes encajan bien unas con otras y define el papel que desempeña cada tipo de letra en cada categoría. Por ejemplo, la función de la fuente del titular es llamar la atención; y la de la fuente del cuerpo del texto es la legibilidad.

Debes tener en cuenta que la fuente de tu logotipo es una fuente especial que sólo se debe utilizar para el logotipo. A menudo se asume que la fuente del logo debe ser utilizada en todas partes para conseguir mayor visibilidad. Sin embargo, el efecto es totalmente el contrario al que se quiere conseguir.

  • Haz pruebas

Nuestro último consejo es que no te quedes con la primera versión de tu logo, haz diferentes pruebas y variaciones para ver cuál encaja mejor con tu negocio y consúltalo con familiares y amigos.

 

Lee también
» 6 estrategias para lanzar un blog de éxito  
» Cómo adaptar nuestro CV según adquirimos experiencia
» Facebook lanza Facebook Live



Tags:
Sara Rivero

Sara Rivero

Uruguaya. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República, entusiasta y apasionada de la buena escritura

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.