Noticias

¿Qué nos pasa con el dictado de voz?

      
Leemos más rápido de lo que escribimos, pero también reflexionamos mejor cuando plasmamos nuestras ideas
Leemos más rápido de lo que escribimos, pero también reflexionamos mejor cuando plasmamos nuestras ideas
  • Escribir una tesis o dedicar parte de la jornada a redactar correos electrónicos es la realidad de muchos trabajos que gastan mucho tiempo en escribir.
  • ¿Es el dictado de voz la solución para ahorrar tiempo y agilizar ciertas tareas?
  • Los dispositivos digitales cada vez nos ofrecen mejores funcionalidades para que seamos más productivos y rápidos en tareas recurrentes.

Según las mediciones de los expertos, somos capaces de leer ocho veces más rápido de lo que escribimos.

Seguramente seas consciente de ello si en tu trabajo recibes unas cuantas decenas de mails diarios y, tras haberlos leído, debes dedicar gran parte del tiempo de tu jornada a contestarlos.

Del mismo modo, si estás realizando tu tesis o algún trabajo académico, seguro que te has dado cuenta de que, en tu planificación del tiempo, la redacción es la que más tiempo implica, así como la realización de los resúmenes de las fuentes que has consultado.

En general, una de las tareas esenciales para nuestros estudios o trabajo se basa en escribir y, desafortunadamente, también es la tarea que nos quita más tiempo y nos puede hacer menos productivos.

¿Qué facilidades trae el dictado de voz?

Según datos sobre productividad laboral, un trabajador promedio invierte el 28% de su jornada en contestar correos electrónicos.

Pensando en esta proporción de tiempo, muchos ordenadores y dispositivos digitales ya traen incorporado un software que permite dictar, por lo que convierte nuestra voz en un texto.

Aplicaciones como Whatsapp ya lo incluyen desde hace tiempo como una forma de agilizar la comunicación y de tener que invertir menos tiempo en teclear, sobre todo, si eres de los que escribes correctamente y no recurres a abreviaturas e iconos.

Estos software de dictado de voz te permiten redactar textos y correos de forma mucho más veloz y trasladar, de forma más ágil, tus ideas al “papel”.

Solo debes revisar la configuración de tus dispositivos o las opciones de tu servidor de correo electrónico ya sea Gmail, Apple Mail u Outlook y encontrarás la opción de dictado.

En los sistemas de Windows y Mac encontrarás la opción de “reconocimiento de voz” y solo debes de activarlo y configurarlo, para que traslade fielmente tu voz a un texto y, por supuesto, tener habilitado el micrófono.

De esta manera, podrás usar el dictado de voz para realizar trabajos, informes o ir redactando tu tesis de forma más cómoda y ágil.

Evidentemente, esta funcionalidad supone una gran solución para ahorrar tiempo, pero también debes de tener en cuenta algunas consideraciones para su perfecta efectividad. Por ello te enumeramos varias recomendaciones:

  • Dedica tiempo para revisar y editar los textos dictados y corregir ciertos errores, sobre todo en el uso de signos de puntuación u otros recursos.
  • Emplea este sistema en lugares silenciosos para que el dictado no cometa errores, pero también ten en cuenta que el que estés hablando en voz alta no sea molesto para el resto de tus compañeros.

Y, aunque sea más rápido dictar que escribir, no emplees el dictado de voz para todos tus trabajos y aprovecha el espacio de reflexión y creatividad que te permite trabajar la escritura.

¿Cómo ser más creativo en el trabajo?

Infografía: ¿Cómo ser más creativo en el trabajo?

Descubre 7 consejos esenciales para cultivar la generación de ideas en el trabajo, independientemente de tu sector.

Regístrate y empieza a desarrollar tu creatividad



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.