Noticias

Así es el saludo ideal para un mail profesional

      
Las primeras palabras de un mail definen la imagen que se genera en el receptor
Las primeras palabras de un mail definen la imagen que se genera en el receptor  |  Fuente: Shutterstock
  • El correo electrónico es uno de los medios de comunicación más extendidos en la actualidad.
  • Los trabajadores deben aprender a utilizar este medio de manera correcta.
  • Cada una de las frases utilizadas en un mail profesional genera una imagen de quien lo envía, por lo que es importante cuidar cada palabra empleada.

El correo electrónico es uno de los medios de comunicación más utilizados en la actualidad, especialmente con fines profesionales. En líneas generales, este puede emplearse tanto para enviar un CV a un reclutador o empresa y postular así a una oferta de trabajo, o para comunicarse con colegas y superiores, e incluso compañeros de trabajo.

A simple vista, redactar uno no tiene ninguna complicación. Simplemente se teclea un mensaje en el servicio de correo elegido, se agrega un destinatario, un asunto al mensaje, y luego se presiona enviar.

Sin embarco, en el momento de ponerse a redactar el mensaje, la realidad demuestra que no todo es tan sencillo como se puede pensar a simple vista. De hecho, incluso el más mínimo detalle puede implicar un gran dilema, lo que ocurre especialmente con la palabra o frase elegida para el saludo de apertura.

¿Buenos días/tardes? ¿El nombre del destinatario? ¿Estimado? ¿Hola? ¿O lo mejor es no colocar un saludo inicial?

Lo que puede parecer algo tan sencillo como un saludo de apertura, en realidad puede convertirse en una verdadera pesadilla para quien redacta el mensaje. Además, este simple elemento puede influir en el destinatario y crear una determinada imagen.

Practica este saludo perfecto

Con un nuevo ordenador

El saludo inicial perfecto para un mail

Conociendo las complejidades que pueden existir en esta parte de la redacción del correo, se han diseñado cientos de recomendaciones que pretenden facilitar la creación del saludo inicial. Una de ellas es reconocida como el saludo perfecto para todo tipo de correo profesional, pero especialmente para los casos en que no se conoce personalmente al destinatario de este.

La famosa fórmula es, básicamente, iniciar el correo con un "Hola" seguido de una coma y el nombre de la persona en cuestión. Esta es una fórmula universal, que no resulta informal pero tampoco forzada como ocurre con otros comienzos.

Con esta simple pero sencilla solución, el receptor se hará la imagen de que quien le envía el mensaje es un profesional directo y claro, que no da vueltas para decir lo que necesita, y que irá al punto en lugar de hacerle perder su tiempo. Eso sí, para asegurarse de dar realmente esa imagen es necesario que el resto del texto tenga el mismo estilo.

Lo más importante al elaborar un mail de este estilo es intentar impresionar con halagos o títulos, desechar de plano los “Estimado Doctor” que solo buscan endulzar el oído, fundamentalmente cuando no se conoce al receptor o no se tiene la suficiente confianza.

Ante desconocidos, superiores y reclutadores lo mejor siempre será el “Hola” acompañado por el nombre. Sencillo, sí, pero efectivo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.