Noticias

La brecha de género también perjudica a las científicas españolas

      
La brecha de género también perjudica a las científicas españolas
La brecha de género también perjudica a las científicas españolas  |  Fuente: Universia

Aunque no hayan ganado ningún Nobel ni sus nombres aparezcan en los libros de texto, en España contamos con magníficas científicas de renombre internacional. Algunas de estas mujeres han realizado importantísimos aportes a la ciencia, como puede ser el caso de Margarita Salas, María Blasco o Alicia Calderón.

Sin embargo, la brecha de género pone constantemente trabas a estas profesionales para poder liderar equipos o realizar nuevos descubrimientos. En un mundo predominantemente de hombres, las mujeres científicas tienen un duro trabajo por delante hasta que sus avances puedan ser reconocidos.

La desigualdad comienza en los propios hogares. Las mujeres científicas deben volcarse en su trabajo y son forzadas a elegir entre la vida profesional o familiar en un entorno en el que la conciliación es aún muy complicada. La educación diferenciada que reciben los niños y las niñas también fomenta que esta siga siendo una profesión de hombres, mientras que las chicas son "incitadas" a dedicarse a otras "profesiones más femeninas", como peluquera, profesora o enfermera.

Aún así, las mujeres investigadoras en España suponen algo más de la media europea, por lo que es posible ver un leve destello de luz al final del camino. Además, una serie de instituciones han surgido en los últimos años para luchar contra la brecha de género. Es el caso de la Oficina de Mujeres en la Ciencia (WISE, por sus siglas en inglés) del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) o la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT).

Según el estudio Científicas en Cifras 2015 del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, en España las mujeres corresponden al 54,3% del alumnado y el 40% del profesorado. El 39% de los doctores son mujeres, aunque solamente el 21% consigue convertirse en catedrática. La cifra cae empicado si observamos que solamente una mujer ocupa el mando de una universidad en nuestro país. Pilar Aranda Ramírez se convirtió en 2015 en la primera rectora de la Universidad de Granada.

¿Te animas a estudiar una carrera de ciencias?

Más info


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.