Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

 
Fuente: Universia

Si bien el e-learning aún se asocia intrínsecamente con el ordenador,  la realidad es que esta modalidad de formación se ha extendido y puede encontrarse en los smartphones. Los cursos online a través de dispositivos electrónicos móviles es una tendencia cada vez mayor. Pero ¿por qué trasladar las aulas al móvil?

 

 

M-learning: aprendizaje electrónico móvil

Esta nueva modalidad de formación a través del smartphone o tableta se conoce como m-learning o aprendizaje electrónico móvil. Se trata de una modalidad que hace uso de los dispositivos móviles para ofrecer cursos a través de plataformas portables.

 

Es ideal para quienes se encuentran todo el día fuera de su casa u oficina y trabajan desde el móvil o no tienen acceso a un ordenador a diario.

 

El m-learning es cada vez más utilizado ya que permite al usuario mucho más dinamismo y flexibilidad. Puedes transportar el curso contigo a todo momento sin necesidad de llevar tu pesado ordenador. El acceso aumenta considerablemente ya que los móviles son dispositivos más económicos que el ordenador fijo o portátil.

 

¿Por qué aprender a través del smartphone?

Los smartphones ocupan gran parte del mercado de los dispositivos móviles a nivel mundial. España es el país europeo con la tasa más alta de penetración de smartphones (66%), 9% por encima de la media del EU5 (Inglaterra, Francia, Italia, Alemania y España), asegura el informe Spain Digital Future in Focus elaborado por comScore. A medida que los negocios se alejan de las oficinas, es lógico que la capacitación también lo haga.

 

La aplicación del smartphone al e-learning nace del concepto Bring Your Own Device (BYOD o "trae tu propio dispositivo"), una política empresarial que incentiva a la plantilla de una empresa a llevar sus propios dispositivos al lugar de trabajo para acceder recursos de la compañía (correos electrónicos, bases de datos, archivos en servidores en la nube, datos y aplicaciones personales...).

 

Esta práctica ha alterado el mundo de los negocios, ya que hoy en día aproximadamente el 90% de los empleados accede a la información de la empresa a través de su móvil personal. De acuerdo a recientes estudios, el uso del móvil personal en los negocios aumenta la libertad del usuario y consecuentemente, su productividad. 

 

Numerosas organizaciones en todas partes del mundo ya han adoptado el m-learning, desarrollando vídeos cortos o documentos para capacitar y asistir a sus empleados mientras están fuera de la oficina.

 

Trasladando esta premisa a la educación, los profesores pueden sugerir cursos a sus alumnos para acceder a través del móvil, permitiéndoles hacerlos en clase o compartir información en la nube relacionada con el curso, incentivando a los jóvenes a aprender más y profundizar en temáticas que se traten brevemente en el aula. 

 

Las generaciones más jóvenes han crecido utilizando los dispositivos móviles para acceder al internet y completar sus tareas escolares y universitarias, por lo que serán quienes adopten el m-learning con mayor velocidad y sin grandes dificultades

 

Hoy en día las facilidades y aplicaciones que ofrecen los smartphones mejoran la experiencia del usuario. Los cursos pueden tomarse tan sencilla y eficazmente a través del móvil como del ordenador. El m-learning ofrece diversos formatos de clases, ya sean vídeos cortos para mirar mientras te desplazas de un lugar a otro o aplicaciones móviles interactivas, con una serie de acertijos y tareas para el usuario. 



Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más