Noticias

El ruido blanco mejora la concentración

      
Quienes escuchan el ruido blanco tenían un mucho mejor rendimiento Foto: Picasa
Quienes escuchan el ruido blanco tenían un mucho mejor rendimiento Foto: Picasa

Algunos sitios como whitenoisemp3s.com así como numerosas aplicaciones móviles hacen referencia a los beneficios del ruido blanco, especialmente a nivel de la concentración. Sin embargo varios estudios han hecho referencia al efecto negativo que ejerce este tipo de sonidos en el aprendizaje y la memoria. Conoce algo más sobre este fenómeno y sus efectos en el cerebro.

¿Qué es el ruido blanco?

El ruido o sonido blanco es un ruido aleatorio constante, cuyas frecuencias tienen exactamente la misma potencia, por lo que se presentan de manera plana en una gráfica. Su nombre proviene precisamente de la luz blanca, que al igual que el ruido con las frecuencias del espectro sonoro, está compuesta por todas las frecuencias del espectro visible. Los valores que emite la señal son aleatorios, sin guardar ningún tipo de relación entre ellos.

Sin embargo, los estudios o las aplicaciones no se refieren a la definición oficial, sino a un ruido ambiente (por ejemplo tráfico, conversaciones de fondo, pisadas…). 

El estudio publicado en la revista Scientific American se refiere al deterioro del rendimiento a causa del estrés que genera tener que recurrir a cada vez más implementos y dispositivos para eliminar los sonidos ambiente.

Si el sonido blanco efectivamente logra bloquear todos los otros ruidos sin llegar a un volumen demasiado alto, esto elimina la necesidad de tener que hacer uso de varios dispositivos para cumplir la misma función. El ruido blanco es esencialmente uniforme, por lo que el oído y la mente se acostumbrarán a él,  del mismo modo que lo hace al sonido ambiente.

¿El ruido blanco afecta la memoria?

En 1997, un equipo de investigadores evidenció los efectos negativos de la música en la capacidad de memorizar. El experimento fue realizado en 2 grupos de primates. A diferencia del grupo que escuchaba música mientras realizaba ejercicios mnemotécnicos, un segundo grupo debió hacer los mismos ejercicios pero escuchando ruido blanco.

Los resultados demostraron que quienes escuchaban el ruido blanco tenían un mucho mejor rendimiento cognitivo con respecto al primer grupo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.