Noticias

El ejercicio físico intenso es beneficioso para la salud cardiovascular

      
Es preferible realizar rutinas más intensas de ejercicio. Foto: Universia
Es preferible realizar rutinas más intensas de ejercicio. Foto: Universia

 

Una investigación conjunta de la Universidad de Gloucestershire (Reino Unido) y la UPV/EHU ha concluido que los beneficios cardíacos que conlleva la práctica de la actividad física intensa superan ampliamente los riesgos de eventos cardiacos que esta actividad podría acarrear. Además, siempre que esta ejercicio intenso se realice bajo una supervisión médica y especialistas del ejercicio físico en el modo correcto puede contribuir a la mejora de la calidad de los entrenamientos de deportistas de competición, y también a mejorar la salud de otros colectivos, como podría ser el de las personas en fase de rehabilitación tras sufrir una afección cardiaca.


La investigación en que ha participado la investigadora de la Facultad de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la UPV/EHU, Sara Maldonado-Martín (Vitoria-Gasteiz, 1968) tuvo lugar en las instalaciones del Laboratorio de Fisiología de la Universidad de Gloucestershire y en ella también tomaron parte los investigadores de esta universidad británica David James, Steven Munson, y Mark De Ste Croix. El objetivo final del estudio fue investigar la influencia del ejercicio moderado y severo en la respuesta de la variabilidad de la frecuencia cardiaca(VFC).


Para poder determinar la influencia del ejercicio moderado e intenso en la salud cardiovascular se realizaron pruebas de valoración de la condición física a 16 corredores que tuvieron que correr sobre una cinta seis series de 800 metros, con descanso de tres minutos entre cada serie. A los corredores participantes se les controló en todo momento la frecuencia cardiaca y su tensión arterial y los ejercicios se programaron sobre dos intensidades diferentes: moderada, en el que al corredor se le sometía al 75% de su consumo máximo de oxigeno; e intensa, en donde llegaba hasta al 95% de su consumo máximo de oxigeno.


Estas pruebas físicas determinaron que durante la primera hora tras la finalización de la prueba de alta intensidad, la respuesta predominante en los corredores fue la del sistema autónomo simpático, y que así mismo hubo un descenso significativo de la tensión arterial sistólica. Este sistema prepara al organismo para la realización de esfuerzos al reforzar la respiración y acelerar la actividad cardíaca para permitir la entrada de oxígeno a los músculos. Aunque los resultados obtenidos en esta primera hora después del ejercicio podrían indicar que el ejercicio de alta intensidad podría ser perjudicial para sus practicantes, sin embargo, es pasado este lapso de tiempo cuando se empiezan a apreciar los verdaderos beneficios de realizar deporte intenso. A partir de ese momento se acelera la recuperación del deportista recuperándose los niveles de frecuencia cardíaca anteriores a la prueba a las 24 horas de realizar el ejercicio, y se mantienen hasta pasadas 72h. De forma adicional, el descenso de la tensión arterial en esa primera hora es una respuesta compensatoria al incremento de la actividad simpática aumentando así el efecto protector cardíaco.


De esta forma, este estudio, y otros similares, destacan la importancia de realizar series de alta intensidad de forma supervisada, no sólo como parte de los entrenamientos de deportistas de alto rendimiento, sino también como forma de lograr una mayor y mejor rehabilitación de personas que han sufrido afecciones cardíacas.


En este sentido, Maldonado-Martín apuesta por potenciar la concienciación social para aplicar diseños más innovadores en la práctica del ejercicio físico para todo tipo de poblaciones, tengan o no una patología”. Maldonado-Martín, cuyas investigaciones abordan materias como la relación entre el ejercicio físico y la hipertensión o el cáncer, lleva varios años dirigiendo un programa de ejercicio físico en una clínica vitoriana especializado en la rehabilitación de pacientes con dolencias cardiacas mediante la práctica de ejercicio intenso. Para este programa también se cuenta con la participación de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la UPV/EHU:


Investigación premiada


En diciembre de 2012 se publicaron los resultados de esta investigación en la revista Research Quarterly for Exercise and Sport. El estudio acaba de recibir el premio a la mejor comunicación escrita de la American Alliance for Health, Physical Education, Recreation and Dance (Alianza Americana para la Salud, Educación Física y Danza) que será presentado el próximo 25 de abril en Charlotte (EEUU). El artículo que ha resultado premiado se publico bajo el nombre Heart rate variability: effect of exercise intensity on postexercise response. (Variabilidad de la frecuencia cardiaca: efecto de la intensidad del ejercicio en la respuesta tras la realización del ejercicio)




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.