Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

 
Miles de hombres en el mundo sufren de calvicie. Foto: Flickr
Científicos canadienses de la Universidad de Columbia han comprobado desde 2003 y luego de sucesivas pruebas con ratones que la implantación de células madre en las personas calvas puede ayudar a hacer crecer el pelo. Se trata de una terapia innovadora.

Los resultados del hallazgo fueron presentados el viernes en Barcelona y, aseguran los expertos que han sido muy eficaces para el tratamiento de la calvicie común o también llamada alopecia androgénica. Sucede que las células madre permite la regeneración de tejidos permitiendo el crecimiento de cabello en aquellas zonas donde no hay tal regeneración.

El investigador canadiense implantó en la calva de diecinueve hombres las células madres de ellos mismos extraídas de su nuca, una zona hormonalmente privilegiada en la que siempre hay vello. En esta prueba se logró una regeneración máxima de la zona sin pelo del 19% y una media de la muestra fue del 6%.

A futuro y para mejorar los porcentajes, el doctor McElwee anunció la realización de nuevas pruebas. Centros de Barcelona podrían estar involucrados.

Para el investigador de la Universitat de Barcelona (UB) Ramon Grimalt, presidente del Grupo Español de Tricología, los resultados, aunque puedan parecer bajos, son "muy esperanzadores" para tratar eficazmente la calvicie.

La técnica de implantación de células madres, que apenas tiene efectos secundarios, podría suponer un giro definitivo ya que, a diferencia de los otros, este tratamiento ataca el problema de raíz.

Además, se ha observado en ratones a los que se les practicó el implante de células madre que el pelo no dejó de crecer hasta que fallecieron.

El problema de la alopecia androgénica no es que el cabello caiga, sino que se hace tan fino que acaba por desaparecer a raíz de un proceso hormonal en el que actúan un conjunto de genes y factores ambientales que la ciencia está investigando.

Sin embargo, cuando se observa que el pelo cae es porque las células madre continúan trabajando para regenerar el tejido, por lo que el cabello volverá a aparecer.





Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más