Noticias

Arqueólogos de la USC documentan por vez primera la presencia de neandertales en Galicia

      
Trabajaron con investigadores del Institut Catalá de Paleocologia Humana i Evolució Social de Tarragona en la Cueva Eirós, situada en el ayuntamiento lucense de Triacastela, donde descubrieron restos de más de 35.000 anos, adscritos por tanto al Paleolítico Medio.

Dirigida por los arqueólogos Talía Lazuén, Xosé Pedro Rodríguez e Arturo de Lombera, la campaña ha proporcionado restos de artefactos que, según sus características técnicas, se localizan en el período en el que vivieron los Neandertales. 

Este descubrimiento convierte a la Cova Eirós en uno de los principales yacimientos del Paleolítico Medio del noroeste peninsular, ya que junto con el utillaje de piedra tallada se conservan numerosos restos de fauna prehistórica que proporcionarán información muy valiosa sobre el entorno ambiental y la vida de estos humanos primitivos. Además, en otra zona de la excavación han descubierto otros restos líticos do Paleolítico Superior, relacionados con los Homo sapiens, humanos modernos.

El equipo ha juntado también vestigios de animales (cérvidos, bóvidos, huesos y varias especies de carnívoros) que, unidos a muestras de carbones y polen, facilitarán la reconstrucción del tipo de clima, fauna y vegetación que existía en ese lugar. Del mismo modo, los resultados de la investigación acercarán las formas de vida cotidiana de estas comunidades a través del estudio de las estrategias de caza y consumo de la fauna del entorno.

Comparar distintas épocas
Junto a estos descubrimientos, la proximidad de otros yacimientos del Paleolítico Superior Inicial (Cueva de la Valiña, Castroverde) o Final (Valdavara, Becerreá) posibilita la comparación entre los modos de vida de los neandertales y los Homo sapiens. En el futuro, mostrarán con mayor precisión la complejidad social y evolución de sus tecnologías, medio ambiente y estrategias de subsistencia a lo largo de los últimos 50.000 años.

Si bien hay otros yacimientos adscritos al paleolítico medio en la cuenca del Miño, como A Piteira (Ourense) y A Barreira (Pontevedra), la acidez del suelo gallego en este lugar permite que únicamente se conserven aquí sus herramientas líticas. Además, el descubrimiento de materiales orgánicos facilita conocer con mayor precisión el medio donde se desarrollaron los hombres de Neanderthal y sus estrategias de subsistencia y explotación del territorio.

La intervención se enmarca dentro del proyecto de investigación del Ministerio de Educación y Ciencia ‘Ocupaciones Humanas durante el Pleistoceno de la cuenca media del Miño’ que coordina el Departamento de Historia I de la Universidad de Santiago de Compostela. Así mismo, ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de Triacastela y la empresa Cosmos.

Ya a principios de los noventa, la Cueva Eirós fue una referencia en la paleontología gallega debido a los trabajos realizados desde la Universidad de A Coruña que llevaron al hallazgo de numerosos restos de hueso en las cavernas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.