Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

 
Pastillas de éxtasis
Existe una relación directa entre el consumo de MDMA, o éxtasis, a alta temperatura ambiente y el incremento de los daños neuronales que provoca esta droga. Así se desprende de la investigación que ha llevado a cabo Beatriz Goñi en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra. 

Estos resultados forman parte de su tesis doctoral, titulada “Estudio de los mecanismo de neurotoxicidad de la 3,4-metilendioximetanfetamina (MDMA “Éxtasis”) tras su administración en rata: nuevas respuestas a antiguos interrogantes”. 

A través de este trabajo, la especialista ha relacionado por primera vez el calor corporal con un mayor metabolismo de esta sustancia. “Dos factores que cuando se dan unidos -destaca la doctora- pueden desencadenar un cuadro de hipertermia maligna, alteración que en ocasiones es mortal”. 

Para llegar a esta conclusión, la farmacéutica pamplonesa administró la droga a 15, 21 y 30 grados centígrados de temperatura ambiente. Tras los análisis pertinentes, comprobó que el metabolismo del éxtasis se acelera cuanto más calor hace en el momento de administrarse. Además, en esa misma proporción aumenta el déficit neuroquímico que afecta al cerebro de los consumidores.

Más riesgo en establecimientos cerrados
Según Beatriz Goñi, autora del estudio desarrollado en la Universidad de Navarra, los hallazgos de esta investigación “adquieren más relevancia precisamente porque el éxtasis se toma de forma habitual en locales cerrados, con mucha gente y mala ventilación, por lo que la temperatura allí suele ser bastante alta”. 

En este sentido, advierte de que los daños neuronales que provoca esta sustancia, y que al principio sólo se observaron en ratas, “ya se han comprobado en personas, a quienes parece causar graves lesiones en las neuronas serotoninérgicas, implicadas en la regulación de procesos tan básicos como el sueño, el apetito o los estados de ánimo”. 

Por último, la farmacéutica recordó que en la aparición de lesiones por consumo de MDMA también interviene el hecho de que la droga se metabolice antes de su ingestión, “ya que si se administrara directamente al cerebro, no se produciría daño neuronal”.
  • Fuente:


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más