Noticias

Premio Ciudad de Barcelona 2006 de investigación científica

      
Premio Ciudad de Barcelona 2006 de investigación científica
Premio Ciudad de Barcelona 2006 de investigación científica
El galardón, otorgado por unanimidad por el jurado, destaca "su contribución al conocimiento de los mecanismos moleculares implicados en la regeneración hepática". Los Premios Ciudad de Barcelona 2006 se entregarán en un acto que se celebrará el próximo 22 de febrero en el Salón de Ciento del Ayuntamiento de Barcelona.

Albert Pol se licenció en Biología en la UB en 1993 e inició su labor de investigación en 1993 con el equipo de la catedrática Roser Cussó en la Facultad de Medicina de la UB. En 1999 se doctoró en esta Facultad con una tesis dirigida por Carles Enrich sobre el papel de la calmodulina en el tráfico intracelular y transcelular. 

Tras una estancia en el Institute for Molecular Biosciences (IMB) de la Universidad de Queensland (Australia), en el 2001 se incorporó a través del Programa Ramón y Cajal al Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), donde colaboró hasta noviembre de 2006. 

Actualmente es investigador contratado por el IDIBAPS y lleva a cabo su trabajo de investigación en el marco del grupo de investigación dirigido por el catedrático Carles Enrich en la Facultad de Medicina de la UB y el IDIBAPS.

Albert Pol se dedica al estudio de la regeneración hepática y de la caveolina, una proteína básica para el metabolismo intracelular de los lípidos
El pasado mes de septiembre, la prestigiosa revista Science publicó un artículo liderado por Albert Pol sobre el papel esencial de la caveolina-1 en la regeneración hepática, un proceso bastante desconocido a escala molecular pero esencial para el buen funcionamiento del hígado, y para poder aplicar algunas estrategias terapéuticas, como el trasplante de donante vivo. 

En el artículo, los autores descubrían el papel esencial de la proteína caveolina-1, en un proceso fundamental para la curación del hígado después de una lesión o trasplante. Además, y como idea novedosa, también apuntaron la posibilidad de que los lípidos sean el combustible para la división celular. 

Según el trabajo, las grasas son la fuente de energía utilizada durante la regeneración del hígado; para los hepatocitos, el exceso de grasa podría ser una fuente energética suficiente para que proliferaran inadecuadamente y, por lo tanto, para que se desarrollaran tumores hepáticos.
  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.