Noticias

Nanotecnología, la revolución industrial del Siglo XXI

      
Nanotecnología, la revolución industrial del Siglo XXI
Nanotecnología, la revolución industrial del Siglo XXI
El desarrollo de la Nanotecnología, la ciencia de lo pequeño, comenzará a tener una gran repercusión en los próximos 5 ó 10 años, invadiendo los sectores clave de la economía e iniciando lo que muchos analistas ya han denominado "La revolución industrial del siglo XXI".

La influencia en la economía a nivel global será de tal calibre que se espera que, para ese horizonte de 10 años, los productos fabricados con esta nueva tecnología ingresarán cerca de 2,5 billones de dólares en todo el mundo, más del doble del PIB español, y acapararán el 15% del mercado. No obstante, pese a su carácter incipiente, esta industria alcanza ya una facturación superior a los 200.000 millones de dólares.

Las conclusiones de la investigación descubren la nueva realidad que se cierne sobre nuestra sociedad y nuestra economía con la llegada de esta tecnología, y que analiza las consecuencias que ello tendrá para el tejido empresarial español. Este informe es el resultado de una reunión internacional de expertos adscritos al proyecto FTF (Future Trends Forum), auspiciado por la Fundación.

La presentación de este informe tuvo lugar en La Comercial de la Universidad de Deusto y contó con la participación de Mr. Uzi Landman, Premio Feynman de Nantecnología y Profesor en el Centro de Ciencias Computacionales de Georgia, Atlanta, USA. También intervino el Director de Tecnología del Gobierno Vasco, D. Joseba Jaureguizar, quien expuso la estrategia vasca entorno a las nanotecnologías.

¿Qué es la nanotecnología?
La nanotecnología es un conjunto de técnicas multidisciplinares que se utilizan para manipular la materia a escala de átomos y moléculas. Es de aplicación en diferentes campos entre los que van a destacar los materiales, la electrónica, la biomedicina y la energía. Materiales con una dureza y resistencia mucho mayor, ordenadores mucho más veloces y de mayor capacidad, investigaciones y diagnósticos médicos más eficaces con una capacidad de respuesta más rápida para tratar nuevas enfermedades, energía abundante a bajo coste y respetuosa con el medio ambiente, son ejemplos de cómo la nanotecnología podrá revolucionar el potencial de muchos de los campos tal y como los percibimos hoy en día.

Grandes inversiones
Según todos los expertos asistentes al Foro, el desarrollo de nuevos productos y procesos así como la penetración en nuevos mercados exige de grandes inversiones que van a resultar clave en el desarrollo con éxito de la nanotecnología. Hasta ahora las iniciativas públicas han sido las que han permitido que la nanotecnología empiece a despegar pero hoy en día el sector privado empieza a tomar el relevo cobrando un protagonismo creciente, si bien con diferencias notables por regiones, ya que si las empresas norteamericanas y asiáticas superan la inversión pública de sus gobiernos, en Europa todavía habrá que esperar para ver al sector privado liderar la inversión en nanotecnología.

Nanomateriales
Los expertos convocados por la Fundación de la Innovación Bankinter han concluido que el desarrollo de la nanotecnología tendrá una evolución diferente dependiendo del sector en el que nos encontremos. Así, los nanomateriales, al ser de aplicación a su vez en los demás sectores, se prevén que sean los que antes se introduzcan en el mercado para posteriormente permitir la entrada de la nanotecnología en la electrónica y energía.

Donde se estima que la nanotecnología tarde más en hacer presencia es en la medicina, ya que se verá condicionada por la regulación sobre sus aplicaciones.

Fases de desarrollo
Las expectativas creadas en torno a la nanotecnología proyectan un desarrollo dividido en 3 fases:
- La actualidad, donde la nanotecnología se encuentra en fase de investigación. El conocimiento científico se empieza a plasmar en aplicaciones.
- Próximos 5 años, periodo durante el cual se espera que se desarrollen numerosas aplicaciones que empiecen a ser industrializadas por las empresas.
- De 10 años en adelante, la nanotecnología se consolidará como industria. El consumidor dispondrá de gran cantidad de productos con nanotecnología en el mercado.

No cabe duda de que la búsqueda de aplicaciones prácticas que atraigan la inversión privada, la reducción de los costes de procesos y equipamiento y una política gubernamental que fomente su desarrollo, ayudarán a que la nanotecnología penetre en el mercado con mayor celeridad. Por el contrario, una escasez de inversión, así como la falta de coordinación entre centros de investigación y empresas podría causar una mayor dificultad en que las aplicaciones se consiguiesen industrializar.

En conclusión, la nanotecnología es la ciencia llamada a protagonizar el siglo XXI con aplicaciones que mejoren nuestra calidad de vida. Supondrá un gran impacto en la economía generando nuevas oportunidades empresariales y abrirá nuevas oportunidades a países en vías de desarrollo para ponerse a la altura tecnológica de grandes potencias gracias a la potencial cualificación de sus profesionales.

La "ciencia de lo enano"
La nanotecnología es un conjunto de técnicas multidisciplinares que se utilizan para manipular la materia a escala de átomos y moléculas. El prefijo "nano" hace referencia a la milmillonésima parte de un metro. Para comprender el potencial de esta tecnología es clave saber que las propiedades físicas y químicas de la materia cambian a escala nanométrica: la conductividad eléctrica, el color, la resistencia, la elasticidad, la reactividad, entre otras propiedades, se comportan de manera diferente que en los mismos elementos a mayor escala.

Los expertos adscritos al proyecto FTF (Future Trends Forum), auspiciado por la Fundación de la Innovación Bankinter, se decantan por creer que la nanotecnología verá la luz a medio plazo, donde tendremos incorporados muchos elementos con nanotecnología en nuestras vidas. De hecho, en algunos aspectos esto es ya una realidad. Por ejemplo, hoy día existen materiales a nanoescala que son utilizados en productos de consumo: cosméticos mucho más eficaces y protectores, raquetas de tenis más flexibles y resistentes o gafas que no se rayan son algunas de las aplicaciones que podemos encontrar en el mercado.

Pero el futuro se abre mucho más ambicioso: Prácticas diarias relacionadas con la higiene y la comunicación son algunas de las actividades que los expertos del FTF creen que se verán más revolucionadas por la nanotecnología. Otros avances que harán cambiar nuestro estilo de vida tienen que ver con el transporte o con la alimentación: identificar el estado de la comida a través del color del envase que, gracias a unas nanopartículas, nos ayudarán a desechar alimentos antes de consumirlos, o vehículos impulsados por hidrógeno, el cual se almacena a través de tanques que incorporan nanotecnología, nos permitirán el uso de una fuente de energía renovable y que no contamina. O también: fármacos que sólo actúan sobre células cancerígenas sin afectar al resto del cuerpo, e incluso ordenadores "orgánicos".
  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.