Saturday :: 20 / 09 / 2014

AdemásCOMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

NUEVAS PISTAS SOBRE LOS PRIMEROS POBLADORES DEL CONTINENTE AMERICANO

La hipótesis que sugiere un origen diferente para los primeros colonizadores del continente americano y los grupos amerindios modernos vuelve a cobrar protagonismo en un estudio en el que participan dos profesores de la UB


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

NUEVAS PISTAS SOBRE LOS PRIMEROS POBLADORES DEL CONTINENTE AMERICANO

NUEVAS PISTAS SOBRE LOS PRIMEROS POBLADORES DEL CONTINENTE AMERICANO

La hipótesis que sugiere un origen diferente para los primeros colonizadores del continente americano (paleoamericanos) y los grupos amerindios modernos vuelve a cobrar protagonismo en el estudio que publicará el próximo 4 de septiembre la revista Nature en el que participan los investigadores Rolando González-José y Miquel Hernández de la Sección de Antropología en el Departamento de Biología Animal de la Universidad de Barcelona (UB).

Con el título "Craniometric evidence for Palaeoamerican survival in Baja California", el estudio utiliza metodología de morfometría clásica y geométrica para analitzar un total de 33 cráneos del grupo etnográfico Pericú, depositados en el Museo Regional de La Paz y Museu Nacional de Antropología e Historia (México). Se trata de una población de cazadores-recolectores del Holoceno tardío (datación inferior a 2.700 años) distribuídos en grupos aislados de baja densidad poblacional y localizados en puntos diferentes de la península de Baja California.

En el estudio también participan Antonio González-Martín de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (México), Héctor M. Pucciarelli y Marina Sardi (Universidad Nacional de La Plata, Argentina), Alfonso Rosales (Instituto Nacional de Antropología e Historia, México) y Silvina Van der Molen de la Unidad de Zoología de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Una de las hipótesis tradicionales sobre los primeros asentamientos humanos en el continente americano apunta que los primeros colonizadores fueron grupos mongoloides originarios de Asia, que atravesaron el estrecho de Bering hace unos 13.000 anys. No obstante, investigacions más recientes sobre los orígenes humanos en el continente americano han sugerido un posible origen alternativo para ciertos grupos. Los resultados del estudio publicado ahora en Nature constatan una mayor afinidad morfométrica de las muestras con los rasgos paleoamericanos que con las características mongoloides, observadas en la mayoría de los grupos amerindios actuales.

A la luz de la nueva hipótesis, acuñada inicialmente por Héctor Pucciarelli y W. A Neves en el Journal of Human Evolution en los 90s, paleoamericanos y australianos podrían compartir un ancestro común, probablemente originario del sudeste asiático, y el cual habría llegado a Australia hace unos 40.000 años y más tarde al continente americano (13.500 años). Los amerindios modernos, un grupo morfológicamente diferenciado de los paleoamericanos, serían descendientes de los mongoloides. Tal como explica Rolando González-José, que está acabando la tesis doctoral bajo la dirección del profesor Miquel Hernández, "con los datos actuales sobre el continente americano, quizá sería más adecuado referirse a procesos de diferenciación morfológica y no a migraciones. Por ello, se consideran dos poblaciones morfológicamente diferenciadas, una de ellas más especializada -probablemente por la adaptación al frío- y que sería la de los mongoloides. En la otra, se encontrarían los paleoamericanos (primeros americanos) y los habitantes de Baja California, considerados premongoloides, procedentes de una población ancestral originaria del sudeste asiático que sería el origen tanto de australianos y paleoamericanos, y que habría llegado a América a través de Bering por una ruta paralela a la costa pacífica".

Según los autores, los cambios climáticos durante el Holoceno medio podrían haber causado el aislamiento del continente, creando una barrera geográfica y restringiendo el intercambio genético entre grupos y manteniendo la continuidad temporal del patrón morfológico paleoamericano hasta la actualidad. Además, la persistencia de rasgos arcaicos es un fenómeno que también ser observa en otros grupos de seres vivos (reptiles, etc) en la misma zona geográfica. Tal como apunta el profesor Miquel Hernández, experto en biología de las poblaciones humanas, "la similitud morfológica de los paleoamerindios en puntos bien diferentes del continente, que es motivo de controversia científica, no se explicaría por las similitudes en un proceso de convergencia adaptativa a las diferentes condiciones medioambientales sino más bien por la existencia de un origen ancestral común".







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad

Publicidad