Noticias

4 manuscritos revelan que Miguel de Cervantes cobraba impuestos para la corona

      
Autor: El Bibliomata  |  Fuente: Flickr

Considerado uno de los máximos exponentes de la literatura española, Miguel de Cervantes Saavedra, vivió la última década de su vida en Sevilla, donde es encarcelado y engendra su obra maestra y la obra que da inicio a la modernidad española, Don Quijote de la Mancha. Si bien hay indicios que señalan que Cervantes es encarcelado por apoderarse de dinero público que provenía de recaudaciones, hasta ahora no había una prueba fehaciente. Sin embargo, el investigador José Cabello ha descubierto 4 manuscritos de la época, uno de ellos incluso autografiado por Cervantes, donde se afirma su rol como recaudador de impuestos para la corona española

 

Lee también
» Se publica por primera vez la obra cumbre de la literatura española, don Quijote de la Mancha
» La obra de Miguel de Cervantes podrá consultarse en Internet
» El 22 de abril de 1616 falleció Miguel de Cervantes, máxima figura de la literatura española 

 

 

Los documentos, que datan de 1593, fueron descubiertos por el investigador y archivero José Cabello Núñez en el Puebla de la Cazalla, Sevilla, comunidad en la reside a partir de 1588. Éstos revelan no sólo que Cervantes trabajó como recaudador de impuestos, sino que además recibió una muy buena paga por sus servicios, por lo que no vivía en pobreza permanente, como se pensaba.

   

 

¿Qué nueva información brindan los manuscritos descubiertos?

Los manuscritos inéditos ofrecen nuevos datos sobre la vida del autor, como el hecho de que haya sido un recaudador de impuestos. El primero de ellos, de marzo de 1593,  fue hallado en el archivo municipal de la localidad y registra el acuerdo entre el Ayuntamiento y Cervantes para que el segundo realizase la requisa del trigo y cebada actuando como comisario de la Hacienda Real, época en la que los biógrafos del autor lo ubican sin ejercer actividad remunerada alguna.

 

 

Los manuscritos mencionan además que Cervantes trabajaba para Cristóbal de Barros, proveedor de la Flota de Indias, dato que jamás se menciona en las biografías del escritor. Es esta mención la que lleva a Cabello al Archivo de Indias de Sevilla, donde descubre 2 nuevos documentos nunca antes estudiados: uno de ellos que ubica a Cervantes en La Puebla de Cazalla entre febrero y abril de 1593 como comisario de abastos, y el otro que establece que su salario se entregaba a una mujer de nombre Magdalena Enríquez.

 

 

El 4º documento, encontrado en el Archivo de Protocolos de Sevilla, es un poder notarial donde Cervantes facultaba a Magdalena Enríquez para cobrar su salario como comisario de abastos, documento donde además se encontró la firma del autor. Cabello considera que este último documento es el más relevante desde el punto de vista biográfico ya que jamás se cita a Magdalena Enríquez, una mujer que definitivamente debió tener algún vínculo personal con el dranaturgo. 

 

 

Magdalena Enríquez y Cristóbal de Barros y Peralta

En aquella época las mujeres no podían realizar transacciones sin el consentimiento del hombre, a menos que fuesen viudas, por lo que Enríquez definitivamente es una persona de interés en la historia de Cervantes. Asimismo, este hallazgo provee la posibilidad de analizar los servicios que Cervantes prestaba a la corona, en la que hasta ahora jamás había habido constancia del vínculo con Cristóbal de Barros y Peralta.

 

 

Cristóbal de Barros y Peralta, en su momento proveedor general de los galeones de la Armada y Flotas de la Carrera de las Indias por la Casa de Contratación de Sevilla, es considerado el mejor constructor de navíos de guerra en la época de Felipe II y el creador de la técnica de esquadra española que llevó a los españoles a la victoria de Lepanto. Fue además Superintendente de Fábricas, Montes y Plantíos de la Costa Cantábrica hasta 1592.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.