Noticias

La dieta mediterránea reduce el riesgo de mortalidad

      

La dieta mediterránea ha probado ser muy positiva para la salud. Recientemente un equipo de investigación de la Universitat de Barcelona (UB) y de la Universitat Rovira i Virgili (URV) revela que los alimentos ricos en polifenoles que incluye esta dieta ayudan a reducir el riesgo de mortalidad.

 

 

Lee también
» Los jóvenes suelen abandonar la dieta mediterránea
» El 20,6% de los universitarios españoles tiene sobrepeso
» El riesgo de infarto puede reducirse a través de la dieta mediterránea 

 

 

De acuerdo a los resultados de la investigación, publicados en la revista BMC Medicine, el consumo de alimentos con alto contenido de polifenoles, como el vino tinto o las semillas, podría asociarse a un riesgo de mortalidad menor.

 

 

El equipo coordinado por la directora de Antioxidantes Naturales de la Facultad de Farmacia de la UB, Rosa M. Lamuela, también ha participado de un segundo estudio dirigido por el docente de la URV Jordi Salas Salvadó, que revela que el consumo de aceite de oliva extra virgen podría también reducir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en personas de alto riesgo.

 

 

Los efectos positivos de una dieta rica en polifenoles

La investigación de Lamuela conforma la tesis doctoral de Ana Tresserra y volvió a analizar los resultados producidos por el estudio de la Red Predimed, CIBERobn y la Universidad de Navarra (UNAV), que se centró en las personas de edad avanzada con alto riesgo cardiovascular.

 

 

Tras una nueva observación, los científicos de la UB y URV descubrieron que las personas con una dieta rica en polifenoles redujeron significativamente su riesgo de mortalidad por cualquier causa, no solo las enfermedades cardiovasculares.

 

 

Además, los investigadores corroboraron que los polifenoles también expresan efectos protectores a nivel de mortalidad, específicamente los estilbenos (presentes en la piel de uva y en el vino) y los lignanos (encontrados en las aceitunas, el aceite de oliva virgen, las semillas de lino, las semillas de sésamo y los cereales integrales).

 

 

El estudio de ambas universidades incluyó un consumo de polifenoles mayor que en estudios previos y se incluyó productos de diversas fuentes, lo que llevó a una reducción más significativa del riesgo de mortalidad, explicó Lamuela.

 

 

Los datos de estudios recientes y del estudio de ambos centros de investigación sugieren que a mayor ingesta de polifenoles, mayor aumento de esperanza de vida, sostiene la investigadora de UB y CIBERobn.

 

 

La incidencia del aceite de oliva en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

En relación al segundo trabajo producido también por ambas instituciones, los científicos demostraron que los efectos del aceite de oliva en el descenso del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares son reales, y que con tan sólo aumentar 10g por día el consumo reduce un 10% más el riesgo de enfermedades cardíacas y muertes asociadas a ello.

 

 

Trataron con diversos tipos de aceite, y descubrieron que el aceite de oliva virgen extra tiene un poco más de acidez y presencia de polifenoles que el común, aumentando los beneficios al corazón.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.